ABRAHAM BOBA: Algunas (pequeñas) verdades domésticas – SMOG: Cold Blooded Old Times

LA POSIBLE COPIA

 

ABRAHAM BOBA: Algunas (pequeñas) verdades domésticas

 

«Algunas (pequeñas) verdades domésticas» era una de las diez canciones incluidas en el álbum Los días desierto, disco del músico y compositor Abraham Boba, editado en 2011 por la compañía discográfica Limbo Starr.

 

Todas las canciones aparecían como compuestas por David Cobas Pereiro (nombre real de Abraham Boba) y en el disco, grabado en los estudios El Cariño de Zaragoza, participaban, además, Pablo Magariños a la percusión, Edu Baos al bajo y Álvaro Segovia a la guitarra.

 

Esta era la nota de promoción de su sello: «Hay artistas que optan por la libertad creativa, por reinventarse en cada disco, por explorar las vías musicales menos trilladas. A menudo estos reciben el reconocimiento de pocos pese a que sus composiciones estén dotadas de una calidad indiscutible.

 

Y luego los hay que, a pesar de todo lo anterior, consiguen atraparnos y nos permiten entrar en su propio universo creativo. Poco a poco pero sin vacilar: sus melodías siempre llegan para quedarse. Y es que Abraham Boba lo ha conseguido una vez más, y por la puerta grande: Los días desierto es un disco que explora a la perfección esos sentimientos humanos que nos tocan a todos, desde el vacío de la soledad al amor.

 

Abraham, más conocido últimamente por acompañar a Nacho Vegas y ser uno de los protagonistas absolutos del último trabajo del asturiano y también por liderar la banda León Benavente, publica Los días desierto, su tercer álbum, su disco más pop, y el que ya podemos afirmar –a riesgo de caer en el tópico- que supone un antes y un después en su carrera.

 

¿Álbum de consagración? Desde luego lo es a nivel personal, pues logra con su pop de autor involucrarse hasta la médula en sus letras y en su música, pero seguramente también a nivel mediático. Boba no sólo cuenta y canta canciones, también las interpreta con su voz, piano, guitarra o acordeón.

 

Historias personales escritas desde una óptica tan hiriente como tierna, un perfecto desdoblamiento de personalidad musical que no aspira a emular a nadie más que a uno mismo. Un universo musical propio, donde el pop y los referentes clásicos de un buen singer-songwriter se funden en unas canciones que mantienen el ADN propio de sus discos anteriores pero en formato más eléctrico que nunca, y embellecido por coros y muchos más matices.

 

En definitiva, Los días desierto destila todo aquello de lo que ya veíamos capaz a Abraham: sensibilidad musical, destreza instrumental y clase. Todos sabemos que los buenos discos son aquellos que precisan su tiempo de escucha, y el de Abraham es de esos. Pero también sabemos que precisamente esos son los discos que más nos cautivan, y a los que acabamos recurriendo casi compulsivamente».

 

Esta es su letra:

«Las frases a medias no son concluyentes
cuesta decir «Se acabó»
veo en tus ojos algo diferente
aquella canción no nos salvó

Me vas a partir el corazón con ese tipo
que se parece un poco a mí, será mejor
que intente describir de la forma más convencional
algunas pequeñas verdades domésticas

Maldita seáis tú y mi suerte
si hay un culpable aquí, ese soy yo
y ahora veremos quién golpea más fuerte, más fuerte
de momento tú… y eso dolió

Y he de decir que hay cosas que hay que destruir
para volverlas a crear, será mejor
que intente reconstruir de la forma más vertical
algunas pequeñas verdades domésticas

Y si ha de ser, será, pero que sea pronto
si ha de ser, será, pero que sea pronto por Dios
por Dios que sea pronto

Habrá que acabar, será mejor que no pensemos
antes de empezar a hablar, será mejor
que intentemos pasar de cuclillas y profundizar

Por las pequeñas verdades domésticas
algunas pequeñas verdades domésticas
imaginaciones y verdades domésticas
relaciones y verdades domésticas».

 

EL ORIGINAL

 

SMOG: Cold Blooded Old Times

 

Preguntando en la edición de marzo de 2011 de la revista Go Mag por el parecido de «Algunas (pequeñas) verdades domésticas» con el tema «Have a Nice Day» de Stereophonics, Abraham Boba comentó que su canción estaba realmente más inspirada por «Cold Blooded Old Times» de Smog.

 

«Cold Blooded Old Times» era una de las diez canciones incluidas en Knock Knock, el séptimo álbum de estudio de Bill Callahan lanzado bajo su alias Smog a través de la compañía discográfica Drag City el 12 de enero de 1999.

 

Producida por Jim O’Rourke, la canción también apareció en single. Su letra habla del «tipo de recuerdos que convierten tus huesos en vidrio». Aunque hay un niño que está sufriendo una situación de crisis en su hogar, no queda claro si se refiere a una situación de abuso doméstico o una separación de sus padres en absoluto amistosa.

 

Solo se pueden hacer conjeturas sobre lo que está sucediendo, algo que Callahan plantea conscientemente sobre un ritmo que tiene tanto de «Road Runner» de Jonathan Richman & The Modern Lovers como de «Some Kinda Love» de The Velvet Underground, con un piano honky tonk que va marcando el tono.

 

Esta sería su letra traducida:

«Viejos tiempos de sangre fría
El tipo de recuerdos
que convierte tus huesos en vidrio
Convierte tus huesos en vidrio

Madre vino corriendo
Ella dijo que no vimos nada
Dijimos que no vimos nada
Y padre se fue a las ocho
Casi astillando la puerta

Viejos tiempos de sangre fría
El tipo de recuerdo
que convierte tus huesos en vidrio
Convierte tus huesos en vidrio

Y aunque tú eras
Solo un pequeño remolino
Entendiste cada palabra
Y de esta manera te quedó claro
Una claridad de sangre fría

Viejos tiempos de sangre fría

Ahora cómo puedo soportarlo
Y reír con el hombre
Quien redefinió tu cuerpo

Esos viejos tiempos de sangre fría …».

 

¿Crees que se parecen?
[Total: 1 Media: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.