Índice alfabético

ALONDRA BENTLEY: Don’t Worry Daddy – HARRY NILSSON: Everybody’s Talkin’

LA POSIBLE COPIA

 

ALONDRA BENTLEY: Don’t Worry Daddy

 

 

“Don’t Worry Daddy” fue el primer single de The Garden Room, el tercer disco de Alondra Bentley editado por Gran Derby y grabado y producido en Río Bravo (Valencia) por Josh Rouse. En él, con sonidos de folk, jazz, blues y pop, Alondra habla de la familia, del pasado, del futuro y de sus raíces anglo españolas. Xema Fuertes, Caio Bellveser, Pepe Andreu, Nacho Ruiz y Joe Pisapia son los músicos que intervienen en el álbum.

 

 

La letra de “Don’t Worry Daddy” habla de “cómo las relaciones familiares influyen en tus decisiones, cómo cada miembro de la familia hace sacrificios en determinados momentos, etc.”, según aseguró su autora en una entrevista para la revista Go Mag de octubre de 2012.

 

 

EL ORIGINAL

 

HARRY NILSSON: Everybody’s Talkin’

 

 

“Don’t Worry Daddy” de Alondra Bentley remite directamente a “Everybody’s Talkin’” de Harry Nilsson. De hecho, cuando le preguntaron a Alondra por su parecido en la mencionada entrevista, contestó lo siguiente: “No es un homenaje, sino más bien un buen ejemplo de cómo tus canciones preferidas te marcan aunque sea de forma inconsciente. Es indiscutible que “Everybody’s Talkin’” es una de las canciones más bonitas de la historia, así que me alegra mucho cualquier posible parecido”.

 

 

“Everybody’s Talkin’” es una canción originalmente escrita y publicada por Fred Neil en 1966 en su segundo álbum de título homónimo, el primero en el que utilizaba instrumentos eléctricos. El tema habla del deseo del introvertido cantante de alejarse de la gente, incapaz de comunicarse con otros, y de retirarse a su casa en el mar en Miami, Florida, cansado de la grabación de su segundo disco.

 

 

El productor Herb Cohen le prometió a Fred Neil que sí escribía y grababa una última canción, se podría marchar. “Everybody’s Talkin’”, grabada en una sola toma, fue el resultado. De hecho, Fred Neil se retiró cinco años después, alejándose de todo lo que tuviera que ver con la fama, pero bien respaldado por los abundantes derechos de autor que la canción le reportó.

 

 

La canción llegó al éxito mundial en la versión de Harry Nilsson en 1969, tras ser incluida en la banda sonora de la película Cowboy de medianoche. Nilsson estaba buscando una canción con posibilidades de éxito cuando Rick Jarrard le puso este tema y decidieron incluirlo en su álbum de 1968 Aereal Ballet. Cuando Derek Taylor recomendó al director John Schlesinger a Nilsson para la banda sonora de Cowboy de medianoche, Schlesinger seleccionó “ Everybody’s Talkin’” en lugar de la que Nilsson había elegido en un principio, “I Guess the Lord Must Be in New York City”.

 

 

Desde entonces, la canción ha contado con versiones de, entre otros, Tom Jones, Louis Armstrong, Chet Atkins, The Beach Boys, The Ventures, Spanky and Our Gang, The Beautiful South, Tony Bennett, Jimmy Buffett, Leonard Nimoy, Crosby, Stills & Nash, Matthew Sweet, Neil Diamond, Arlo Guthrie, Percy Faith, The Four Tops, Harold Melvin and the Blue Notes, Emmylou Harris, Deborah Harry, Iggy Pop, Lena Horne, Engelbert Humperdinck, The Kingston Trio, Vera Lynn, Liza Minnelli, Jesse Malin, Willie Nelson, Madeleine Peyroux, Tedeschi Trucks Band, BJ Thomas, Bill Withers, Bobby Womack, Stevie Wonder, Crowded House, Dwight Yoakam o Van Morrison.

 

 

Esta es su letra traducida:

 

“Todo el mundo me habla
pero no oigo una palabra de lo que me dicen
sólo los ecos de mis pensamientos.

La gente se para y me mira fijamente
pero no puedo ver sus caras
solo las sombras en sus ojos.

Voy a hacia donde el sol siempre brilla
a través de los chaparrones
a donde el sol seque mis ropas.

De vuelta del viento del noreste
navegando en la brisa del verano
rebotando sobre el océano como una piedra”.

 

 

Vota el parecido

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>