Índice alfabético

ARIEL PINK: Time to Live – THE BUGGLES: Video Killed the Radio Star

LA POSIBLE COPIA

 

ARIEL PINK: Time to Live

 

“Time to Live” es una de las canciones del undécimo disco en solitario de Ariel Pink, del que previamente compartió otros dos singles, “Another Weekend” y “Time to Live”. El álbum se titula Dedicated to Bobby Jameson y fue publicado el 15 de septiembre de 2017 a través de Mexican Summer.

 

Dedicated to Bobby Jameson se convierte de esta manera en la continuación de Pom Pom, álbum que Ariel Pink editó en 2014. El título de este disco hace referencia a un músico de Los Ángeles, presuntamente muerto, que reapareció en 2007 tras 35 años sin dar señales de vida para escribir su autobiografía e historia en diferentes medios en la red.

 

“Su libro y su vida resonaron conmigo de tal manera que sentí la necesidad de dedicarle mi último disco a él”, dijo Pink en un comunicado. A principios de este año, Pink había editado un EP colaborativo con Natalie Mering de Weyes Blood llamado Myths 002.

 

EL ORIGINAL

 

THE BUGGLES: Video Killed the Radio Star

 

“Time to Live” de Ariel Pink comparte la misma melodía a partir del minuto 3:05 de las estrofas que van antes del estribillo del clásico “Video Killed the Radio Star”, canción de The Buggles publicada en 1979.

 

La historia de la cuenta inmejorablemente Hector Sánchez en la edición del 22 de octubre de 2014 de la publicación Efe Eme: “Trevor Horn estaba molesto. Pretendía ser un gran productor musical, pero su aspiración se estaba convirtiendo en una tarea imposible ya que no encontraba nada que mereciera la pena: “Antes de crear los Buggles, yo era un especie de productor discográfico pringado; pasé cuatro años produciendo discos para varias personas sin conseguir ni dinero ni éxito. Básicamente solo producía discos que fracasaban porque era incapaz de ponerle las manos encima a una buena canción”. Horn estaba tan harto, que decidió ponerle solución: “Con el tiempo, estaba tan harto de hacer cosas que no iban a ningún sitio que pensé que si no encontraba un buen artista o una buena canción, la escribiría yo mismo y me convertiría en el artista”.

 

Así de simple, Trevor Horn decidió crear sus propios discos a través de su propio grupo, al que llamó los Buggles, un nombre que era un juego de palabras entre ‘bug’ (insecto’) y los Beatles: “Sé que el nombre era horrible, pero entonces era el gran momento del punk. Me cansé de producir a gente que, generalmente, era idiota pero se ponía todo tipo de nombres inteligentes, como The Unwanted (Los Indeseados), The Unwashed (Los Inaseados), The Unheard (Los Inauditos)… Cuando tuve que elegir nuestro nombre, pensé en coger el nombre más desagradable posible. Mirando atrás, a menudo me he arrepentido de llamarme Buggles, pero en aquel momento nunca me preocupé por cómo presentarme o venderme, lo único que me preocupaba era el disco”.

 

Una tarde de 1978, Trevor Horn se juntó con Geoff Downes y Bruce Woolley y en una hora ya tenían escrita la canción que tanto ansiaba conseguir. El músico reconoció que la inspiración apareció de varios frentes. Uno de ellos era “una historia de J. G. Ballard titulada Sound Sweep en la que un chico recorre viejos edificios con una aspiradora que absorbe el sonido”. Otro era un nuevo tipo de música que estaba comenzando a despuntar en aquella época: “Cuando escuchabas a Kraftwerk, era como si pudieras ver el futuro; estaba llegando algo nuevo, algo diferente. Una sección de ritmo diferente, una mentalidad diferente”.

 

Pero sobre todo, lo que inspiró la canción más importante de los Buggles fue la revolución tecnológica que vivía la sociedad en aquel momento: “Surgió a raíz de la idea de que la tecnología estaba a punto de cambiarlo todo. Acababan de llegar los reproductores de vídeo, lo que había cambiado la vida de la gente. Parecía que la gente comenzaba a hacer vídeos también, y era muy emocionante. Sentía que la radio era el pasado y el vídeo era el futuro. El cambio estaba por llegar”. No había duda sobre lo que los Buggles pretendían reflexionar en su canción con un título como “Video Killed the Radio Star”.

 

Antes de que los Buggles popularizaran este tema, Bruce Woolley se independizó y fue el primero en grabarla con su banda, Bruce Woolley and The Camera Club. Después, los Buggles grabaron la versión que todo el mundo recordaría. La banda registró el tema en dos estudios, lo comenzaron en Townhouse y lo terminaron en los estudios Sarm East. Hugh Padgham y Gary Langan fueron los encargados de la mezcla. Cuando Langan descubrió la canción, no quería dejar pasar la oportunidad de contribuir con su granito de arena: “Era el momento de la música punk y yo no estaba metido en ella. De hecho, en Sarm solo se había hecho un disco de punk, y era el primer álbum de los Boomtown Rats. Sin darme cuenta, estaba buscando algo diferente y entonces apareció un tío llamado Trevor Horn, que tenía una idea completamente diferente de cómo grabar un disco”.

 

Aunque, a decir verdad, lo que hizo Gary Langan fue aprovecharse del trabajo de su compañero Hugh Padgham para poder participar en la canción: “Hugh y yo siempre nos empujábamos. Sarm era muy pequeño, pero estábamos haciendo grandes discos, como tres álbumes de Queen y otros de Foreigner, Ian Hunter y Strawbs. Al mismo tiempo, Hugh estaba metido en proyectos grandes en Townhouse, y después trabajó en “Video”, grabando la batería de Paul Robinson, el bajo de Trevor y el teclado de Geoff. Le robé la canción convenciendo a Trevor de que él tenía que ir a Sarm a terminarla. Así es como terminé haciendo la parte vocal, alguna sonorización, como la guitarra de Bruce Woolley, y la mezcla”.

 

Aunque se había salido con la suya y su misión era rematar el tema, para Langan, la grabación no fue un camino de rosas debido a las exigencias de Trevor Horn: “Hacíamos una mezcla y, tres o cuatro días después, Trevor nos decía: ‘No funciona. Necesitamos hacer esto o necesitamos hacer esto otro’”. Si la canción pretendía hablar sobre el cambio tecnológico, tenía que tener un sonido novedoso, y Langan no paró hasta conseguir lo que Horn pretendía: “Intentaba impresionar a Trevor porque sabía que era bueno. Me gustaba y me gustaba lo que estaba haciendo, así que me partí los cuernos para tenerle satisfecho y para intentar conseguir lo que tenía en la cabeza. Fue un reto, y a mí siempre me han gustado los retos. Todo lo que he hecho en mi vida ha sido por enfrentarme a retos. Pero también debo decir que, cuando íbamos por la cuarta mezcla, pensé: ‘Por el amor de Dios. ¿Qué hago ahora? ¿Qué quiere este tío?’ Así es como acabé colocando su voz a través del amplificador, porque él me estaba haciendo probar cosas que no había probado antes”.

 

“Video Killed the Radio Star” se publicó en 1979 y fue el primer single de The age of Plastic (1980), el álbum debut dentro de la corta discografía de los Buggles. Su videoclip, de ambiente retro y futurista al mismo tiempo, fue dirigido por Russell Mulcahy. El prolífero compositor de bandas sonoras de cine Hans Zimmer aparecía en escena junto a Trevor Horn y a Geoff Downes tocando el teclado. Pero si por algo es conocido este vídeo, es por tener el honor de inaugurar el canal de televisión MTV el 1 de agosto de 1981. Una elección irónica y no casual, como aseguró Robert W. Pittman, fundador del canal de música: “Era una declaración de intenciones. No esperábamos competir con la radio, pero el vídeo suponía un cambio radical”.

 

Para cuando los Buggles publicaron su segundo y último disco, The Art of Noise (1981), el grupo ya había desaparecido. Entre los dos álbumes de la banda, Horn y Downes se incorporaron al grupo Yes, con quienes solo colaboraron en un disco, Drama (1980). De una escisión de Yes, que incluía a Geoff Downes, surgiría el supergrupo progresivo Asia. Por su parte, Trevor Horn consiguió convertirse en productor y en 1983 fundó su propia compañía discográfica, ZTT. El listado de artistas producidos por Horn es amplio, con Yes, Frankie Goes To Hollywood, Grace Jones, Pet Shop Boys, Paul McCartney, Seal, Rod Stewart o Belle and Sebastian entre otros. A pesar de su corta existencia, los Buggles serían recordados por apadrinar aquel canal que, años después, acabaría olvidando cuál era su cometido, traicionaría su declaración de intenciones y mataría los vídeos musicales.

 

Esta sería la traducción de su letra:

“Te escuché en la radio allá por el 52
Descansando despierto, atento a la sintonización contigo
Que fuera joven no te impido que llegaras a mí
Oh-a oh

Se atribuyeron el mérito de tu segunda sinfonía
Reescrita a máquina y nueva tecnología
Y ahora entiendo los problemas que ves
Oh-a oh
Conocí a tus hijos
Oh-a oh
¿Qué les has dicho?

El vídeo mató a la estrella de la radio
El vídeo mató a la estrella de la radio

Llegaron las fotos y te rompieron el corazón
Oh-a-a-a oh

Y ahora nos encontramos en un estudio abandonado
Escuchamos el playback y parece de hace tanto tiempo
Y tú recuerdas a dónde iban los single
Oh-a oh
Fuiste el primero
Oh-a oh
Fuiste el último

El vídeo mató a la estrella de la radio
El vídeo mató a la estrella de la radio

En mi mente y en mi coche,
No podemos rebobinar, hemos ido demasiado lejos
Oh-a-aho oh,
Oh-a-aho oh

El vídeo mató a la estrella de la radio
El vídeo mató a la estrella de la radio

En mi mente y en mi coche,
No podemos rebobinar, hemos ido demasiado lejos
Llegaron las fotos y te rompieron el corazón
Échale la culpa a VTR

Eres una estrella de la radio
Eres una estrella de la radio

El vídeo mató a la estrella de la radio
El vídeo mató a la estrella de la radio

El vídeo mató a la estrella de la radio
El vídeo mató a la estrella de la radio

El vídeo mató a la estrella de la radio
(Eres una estrella de la radio)”.

 

ARIEL PINK: Time to Live – THE BUGGLES: Video Killed the Radio Star
5 (100%) 3 votes

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>