BONEY M: Rasputin – SAFIYE AYLA: Kâtibim

LA POSIBLE COPIA

 

BONEY M: Rasputin

 

Tal y como señala Daf Cay en el apartado de esta web destinado a proponer parecidos entre canciones, la canción «Gimme! Gimme! Gimme! (A Man After Midnight)» de ABBA recuerda al tema “Rasputin” del grupo Boney M.

 

“Rasputin” apareció editado en single el 28 de agosto de 1978 con «Never Change Lovers in the Middle of the Night» en su cara B en la mayoría de países. Grabado en mayo de 1978, contó con la producción de Frank Farian y había sido compuesta por Farian, George Reyam y Fred Jay.

 

También se incluyó en su álbum Nightflight to Venus, tercer disco del grupo publicado el 7 de junio de 1978. La canción habla de Grigori Rasputin, un amigo y consejero del zar Nicolás II de Rusia y su familia a principios del siglo XX. La canción describe a Rasputin como un playboy, sanador místico y manipulador político.

 

Esta sería la traducción de su letra:

“Una vez vivió cierto hombre
en Rusia, hace mucho tiempo.
Él era grande y fuerte,
en sus ojos un brillo ardiente.

La mayoría de la gente lo miraba
con terror y con miedo.
Pero para las chicas de Moscú,
él era un hombre tan encantador.

Él podía predicar la Biblia
como un predicador.
Lleno de éxtasis y fuego,
pero también era la clase de profesor
que las mujeres deseaban.

Ra, Ra, Rasputín,
amante de la reina rusa.
Había un tipo que realmente desapareció.
Ra, Ra, Rasputín,
la gran máquina del amor de Rusia.
Fue una lástima cómo le fue.

Él gobernaba sobre la tierra rusa,
y nunca le hizo caso al Zar.
Pero el kazachok
lo podía bailar maravillosamente.

En todos los temas de estado,
él era el hombre a quien satisfacer.
Pero él era realmente bueno
cuando tenía al lado a una chica de la que aprovecharse.

Para la reina él no era ningún embaucador,
aunque ella había oído las cosas que él había hecho.
Ella creía que él era un curandero divino
que curaría a su hijo.

Ra, Ra, Rasputín,
amante de la reina rusa.
Había un tipo que realmente desapareció.
Ra, Ra, Rasputín,
la gran máquina del amor de Rusia.
Fue una lástima cómo le fue.

Pero por su afición por la bebida y la lujuria,
y su hambre de poder,
empezó a ser conocido por más y más gente.
Las exigencias de hacer algo
con este hombre escandaloso,
se volvieron más y más ruidosas.

«¡Este hombre tiene que marcharse!».
Declararon sus enemigos,
pero las damas suplicaron:
«Por favor, no intenten hacerlo».

Sin duda este Rasputín
tenía múltiples encantos ocultos.
Aunque él era un salvaje,
ellas simplemente caían rendidas en sus brazos.

Entonces, una noche, algunos hombres
de alto prestigio
le tendieron una trampa, ellos no tienen la culpa.
«Ven a visitarnos»,
no paraban de pedirle,
y finalmente él apareció.

Ra, Ra, Rasputín,
amante de la reina rusa.
Le pusieron un poco de veneno en su vino.

Ra, Ra, Rasputín,
la gran máquina de amor de Rusia.
Él se lo bebió todo y dijo:
«Me encuentro bien».

Ra, Ra, Rasputín,
amante de la reina rusa.
Ellos no cesaron,
querían su cabeza.

Ra, Ra, Rasputín,
la gran máquina de amor de Rusia.
Y por eso le dispararon hasta matarlo.

Oh, aquellos rusos…”

 

EL ORIGINAL

 

SAFIYE AYLA: Kâtibim

 

La melodía de “Rasputin” de Boney M ha sido a menudo comparada con la de la canción tradicional turca «Kâtibim», pero el grupo ha negado cualquier similitud entre ambas.

» Kâtibim» («Mi secretario») o «Üsküdar’a Gider İken» («Mientras vamos a Üsküdar») es una canción popular turca sobre el secretario de alguien y un viaje a Üsküdar . La melodía es un famoso türkü de Estambul, que se ha extendido más allá de Turquía por muchos países, especialmente en los Balcanes.

 

La melodía se importó a América del Norte en la década de los años 20 del siglo XX. El reconocido clarinetista klezmer y autoproclamado “Rey de la música judía” Naftule Brandwein grabó una versión puramente instrumental con el título “Der Terk in America” en 1924. Una de las grabaciones más notables es la de Safiye Ayla de 1949.

 

Esta sería la traducción de su letra:

“De camino a Üsküdar, llovió a cántaros.
Mi levita de secretaria es larga, con la falda embarrada.
Parece que el empleado acaba de despertar, sus ojos están lánguidos.
El secretario me pertenece,
yo pertenezco al secretario,
¿qué es para los demás?
¡Qué guapo se ve mi secretario con camisas almidonadas!

De camino a Üsküdar, encontré un pañuelo.
Llené el pañuelo con delicias turcas.
Mientras buscaba a mi empleado, lo encontré a mi lado.
El secretario me pertenece,
yo pertenezco al secretario,
¿qué es para los demás?
¡Qué guapo se ve mi secretario con camisas almidonadas!”

 

¿Crees que se parecen?
[Total: 1 Media: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.