Índice alfabético

ELVIS COSTELLO: Oliver’s Army – ABBA: Dancing Queen

LA POSIBLE COPIA

 

ELVIS COSTELLO: Oliver’s Army

 

Uno de los sueños de Steve Nieve se cumplió el día que Elvis Costello empezó a trabajar con la mezzosoprano sueca Anne Sofie von Otter. Parte de las sesiones tuvieron lugar en el mismo estudio de Estocolmo (Atlantis) en el que Abba había registrado buena parte de sus grandes éxitos. Y uno de los instrumentos de aquel estudio era el gran piano de cola en el que se había tocado, por ejemplo, la melodía de “Dancing Queen”. O sea, la misma que convirtió a “Oliver’s Army” en el mayor éxito de Elvis Costello.

 

Aquel sueño había empezado 23 años atrás, durante la gira que Elvis Costello & The Attractions realizó por el Reino Unido. Por primera vez la banda llevó su música a lugares como Dublín y Belfast. Concretamente en esta última ciudad el choque con la realidad hasta entonces solo intuido fue brutal. Costello vio entonces a jóvenes, casi niños, patrullando vestidos de uniforme por las calles de la ciudad, con metralletas y otras armas automáticas en sus manos. Ya no era solo algo que se veía habitualmente en las noticias de la noche a través de la pantalla de televisión.

 

En el viaje en avión de vuelta a Londres, Costello compuso una letra que hablaba de mercenarios y ejércitos imperiales en distintas partes del mundo, a partir de la premisa de que siempre son los jóvenes de clase obrera la carne de cañón, aquellos cuyos escasos recursos les hace ser los más proclives a enrolarse en las Fuerzas Armadas. Además de Irlanda del Norte, aquella letra mencionaba ya desde el principio varios puntos conflictivos en todo el mundo en aquel entonces, como Sudáfrica, Palestina o Checkpoint Charlie, el paso fronterizo más conocido del Muro de Berlín. Al aterrizar en la capital británica, el músico tenía ya su ‘himno universal contra la ocupación’.

 

El sonido inicial de aquella canción le debía bastante a “Don’t Worry Baby” de The Beach Boys. Así se estrenó en el Festival de Roskilde en Dinamarca el 2 de julio de aquel año. Nadie creía mucho en ella, y ya se estaba pensando en relegarla a la cara B de un single. Nick Lowe, el productor de las sesiones de grabación, fue testigo de la frustración de Elvis Costello con este tema en el estudio. Aunque Lowe creía en ella y en su melodía pop, estaba claro que no iba a sacar mucho de aquel boceto por el rechazo de su autor. Fue entonces, movido por un impulso repentino, cuando Steve Nieve sugirió tocar la melodía de una canción de Abba para salir del callejón sin salida en el que se encontraban. Todos lo miraron sorprendidos pero reconocieron que no se perdía nada por intentarlo. Nieve tocó “Dancing Queen” y la canción cambió para siempre.

 

En ese mismo instante todos reconocieron el éxito que tenían en sus manos. Costello se convenció de la combinación ganadora de una letra dura envuelta en una melodía pop pegadiza, una aleación que siempre le había interesado y que perseguía para alguna de sus canciones. De hecho, el single llegó a vender más de 500.000 copias y Costello se encontró de repente con que todo el mundo la cantaba en sus conciertos o la tarareaban por la calle. Aunque Costello pudiese manifestar en algún momento su frustración porque no todo el mundo captase su mensaje, lo cierto es que ahí radica el peaje a pagar por un éxito de ese calibre. Que se sepa, hasta el día de hoy ninguno de los autores de “Dancing Queen” (Benny Andersson, Björn Ulvaeus o Stig Anderson), ha reclamado parte de su autoría.

 

Esta sería la traducción de su letra:

“No hagas que empiece a hablar
Podría hablar toda la noche
Mi mente se pone en estado de duermevela
Cuando intento enderezar el mundo

Llama a la oficina de empleo
¿Tienes una ocupación?

El Ejército de Oliver está aquí para quedarse
El Ejército de Oliver está en camino
Y yo preferiría estar en cualquier otro sitio
Que aquí hoy

Había un puesto de control en Berlín (Checkpoint Charlie)
No conseguía sacar una sonrisa
Pero no es una celebración divertida
Cuando has estado en la milla de la muerte de Dublín

Sólo se necesita un gatillo
Una viuda más, un negro blanco menos

El Ejército de Oliver está aquí para quedarse
El Ejército de Oliver está en camino
Y yo preferiría estar en cualquier otro sitio
Que aquí hoy

Hong Kong está en juego
Londres está lleno de árabes
Podríamos estar en Palestina
Invadidos por un frente chino
Con los chicos del Mersey, el Támesis y el Thyne

Pero no hay peligro
Es una carrera profesional
A pesar de que podría organizarse
Con sólo una palabra al oído del Señor Churchill

Si no tienes suerte o trabajo
Podríamos enviarte a Johannesburgo”.

 

EL ORIGINAL

 

ABBA: Dancing Queen

 

Como se ha visto, “Oliver’s Army” de Elvis Costello partió de la misma melodía de piano que “Dancing Queen”, una canción del grupo sueco ABBA escrita por Benny Andersson, Björn Ulvaeus, Stig Anderson y Anni-Frid Lyngstad, que apareció incluida en su cuarto álbum de estudio, Arrival, y que fue publicado como single el 16 de agosto de 1976.

 

El 4 de agosto de 1975, Andersson y Ulvaeus entraron en los estudios Glen de Estocolmo para trabajar en tres nuevas canciones: “Fernando”, “Olle Olle”, que nunca se publicaría, y una tercera que llamaban “Boogaloo”. Stig Anderson, mánager del grupo, y Björn Ulvaeus, compusieron la letra, cambiando el título por el de “Dancing Queen”

 

La letra habla de una joven de 17 años que se divierte al salir de fiesta para bailar. Es la reina del baile y, a pesar de tener varios pretendientes y ser popular entre los hombres, disfruta el hecho de simplemente seducirlos y retirarse para seguir bailando

 

La portada del single fue diseñada por Ola Lager, quien elaboró la mayoría de las portadas de álbumes y singles del grupo. En ella los miembros de ABBA aparecen posando usando ropa negra y sombreros blancos. La imagen se convirtió en una de las fotografías favoritas del grupo.

 

El tema cuenta con una versión en castellano grabada en 1980 con el título de “Reina danzante”, traducida su letra por Mary y Buddy McCluskey, ejecutivos de RCA Records Argentina, y con ayuda de la periodista Ana Martínez del Valle para la pronunciación. La versión en español de la canción se publicó por primera vez a mediados de 1980, como parte del álbum Gracias por la música. Sin embargo, en la compilación ABBA Oro, la pista se remasterizó y fue lanzada bajo el título de “La reina del baile”, con el que fue incluido en sus siguientes recopilatorios.

 

Esta sería la traducción de su letra:

“Sabes bailar,
sabes bailar el jive
te diviertes como nunca.
Mira a esa chica,
observa la escena,
te gusta la reina del baile.

Noche de viernes y las luces están bajas,
buscando el lugar al que ir,
en donde pongan la música adecuada,
metiéndote en el ritmo,
viniste a buscar un rey.

Cualquiera podría ser ese tío,
la noche es joven y la música está alta,
con un poco de música rock,
todo está bien,
estás de humor para un baile.

Y cuando tienes la oportunidad,
eres la reina del baile,
joven y dulce, solo diecisiete años,
la reina del baile,
sientes el ritmo de la pandereta, oh sí.

Sabes bailar,
sabes bailar el jive,
te diviertes como nunca.
Mira a esa chica,
observa la escena,
te gusta la reina del baile.

Eres una provocadora,
les enciendes,
les dejas ahí ardiendo y luego te marchas,
buscando a otro,
cualquiera servirá,
estás de humor para un baile.

Y cuando tienes la oportunidad,
eres la reina del baile,
joven y dulce, solo diecisiete años,
la reina del baile,
sientes el ritmo de la pandereta, oh sí.

Sabes bailar,
sabes bailar el jive,
te diviertes como nunca.
Mira a esa chica,
observa la escena,
te gusta la reina del baile,
te gusta la reina del baile”.

 

ELVIS COSTELLO: Oliver’s Army – ABBA: Dancing Queen
Vota el parecido

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>