Índice alfabético

JOAQUÍN SABINA: Rap del optimista – BOB DYLAN: Tangled up in Blue

LA POSIBLE COPIA

 

JOAQUÍN SABINA: Rap del optimista

 

 

“Rap del optimista” apareció en el disco El hombre del traje gris, editado por el cantautor Joaquín Sabina en 1988. El álbum, publicado por BMG/Ariola, contaba con doce canciones producidas por Pancho Varona, Antonio García de Diego, Luis Fernández Soria y el propio Joaquín Sabina.

 

 

Las canciones fueron compuestas en distintas localizaciones: el Monasterio de El Paular, Madeira, Las Palmas de Gran Canaria y, según el propio Joaquín Sabina, en algunos bares de Madrid “de cuyo nombre no quiero acordarme”.

 

 

Esta era su letra:

 

“Era un grupo de esos que ves en un garito por cien pavos;
coca, birra y sexo, cresta de almidón, chupa con clavos.
Eran cuatro mendas de una intensidad provocadora
gritándole al mundo: “¡por fin ha llegado nuestra hora!”
Y tocaban rocanrol,
algo inmaduro pero rocanrol,
pelín oscuro pero rocanrol,
bastante duro pero rocanrol,
si no hay futuro ¡viva el rocanrol!

Hasta que llegó el verano
y les presentaron a un locutor
que tenía un amigo arreglista
que era vecino de un productor
casado con una teclista
muy vanguardista
que era la amante
de un elegante representante
que tiene un socio con mucha vista
pa hacer negocio
con los cantantes.

Y llegó la Visa, con sus chantajes,
y empezó la prisa de los viajes
y se acabó la risa.
Ya no van a bares, montan sus movidas en privado,
saben adaptarse a las exigencias del mercado;
seis galas hicieron con el Duque en las municipales
fueron los terceros de los no-sé-cuántos principales.
Ahora tocan puro pop
intencionado pero puro pop
pelín pesado pero puro pop
Contra el pasado: ¡larga vida al pop!

Desde que llegó el verano
y les presentaron a un asesor
de imagen que estaba enrollado
con la sobrina de un promotor
cuñado de cierta modista
que era la esposa de un columnista
de esa revista tan prestigiosa
por su talento para la cosa
del lanzamiento de los artistas.
Ahora van de yuppies -fotos en “Hola”-
juran por Snoopy, que es lo que mola,
pasan de las groupies.

Hoy tocan el rap del optimista
en vez del blues de la necesidad,
hasta en la consulta del dentista
suenan por el hilo musical.
Quedaron con el voto portugués
los decimoterceros en Eurovisión,
ellos que juraban comerse la vida
fue la vida y se los merendó.
Y aunque han pisado más de una mierda
sus zapatos de gamuza azul
ahora van con Lottuse sobre las moquetas
y a Solana lo tratan de tú.
Que nadie se sienta aludido, a mí
las moralinas me hacen vomitar
quise hacer un cuento divertido,
Sin parecido con la realidad.

Que se quede cojo de las tres piernas
cierto crítico que hay por ahí
si miento cuando digo que nunca pido
consejos y jamás los di.
A no ser al tipejo ese del espejo
que me vacila cantidad,
a veces me hace un corte de mangas y dice
“no hay quien te soporte, chaval”
Al fin y al cabo lo único que pasa
es que necesitaba componer (pa comer)
de canción que terminara de una
maldita vez este elepé.

Ya quisiera yo, en lugar de este reggae,
haber escrito Rapsodia en blue
Chelsea hotel, Guantanamera,
Tatuaje, o She Loves you (yé, yé, yé).
Pedro Navaja, Like a rolling stone,
Dos gardenias para ti,
Mira que eres canalla,

No hago otra cosa que pensar en ti,
Marieta, La estatua del jardín botánico,
Moon over Bourbon street.
Qué culpa tengo si a lo más que llego
es a Pongamos que hablo de…
Pongamos que hablo de…
Pongamos que hablo de… maní
si te quieres con tu novia divertir…”.

 

 

EL ORIGINAL

 

BOB DYLAN: Tangled up in Blue

 

 

Como bien apunta Gustavo en el apartado de esta web dedicado a proponer parecidos entre canciones, “Rap del optimista” se parece bastante en la última parte a “Tangled up in Blue” de Bob Dylan. De hecho, en la letra de la canción de Joaquín Sabina este canta “Ya quisiera yo, en lugar de este reggae, haber escrito Rapsodia en blue”, haciendo referencia a la canción de Dylan.

 

 

“Tangled Up in Blue” es una canción del músico estadounidense Bob Dylan publicada en el álbum de estudio de 1975 Blood on the Tracks. Dylan la describió como una canción que le había llevado “diez años vivir y dos escribir”. El tema, de seis minutos y compuesto cuando su matrimonio se estaba derrumbando, abría el álbum Blood on the Tracks. Para componerla, Dylan se inspiró en los cantantes folk clásicos Hank Williams y Lefty Frizzell. Tras la publicación del álbum, Dylan continuaría trabajando en la letra y modificándola.

 

 

La canción ha contado con versiones de, entre otros, Half Japanese, Jerry Garcia, Dickie Betts Band, Robyn Hitchcock, Indigo Girls, Ani Difranco, Brilliant Corners, String Cheese Incident, Great White, KT Tunstall o Jungle Dreams.

 

 

Esta sería la traducción de su letra:
“Por la mañana temprano brillaba el sol
yo estaba tumbado en la cama
preguntándome si ella habría cambiado
si su pelo sería rojo todavía
Sus parientes decían que nuestra vida juntos
iba a ser difícil con toda seguridad
A ellos nunca les gustó la ropa hecha en casa de mamá
el talonario de cheques de papá no era bastante grande
y yo estaba a un lado de la carretera
La lluvia cayendo sobre mis zapatos
dirigiéndome a la costa este
El Señor sabe que he tenido que pagar lo mío
para seguir adelante
enredado en tristeza.

Ella estaba casada cuando la conocí
Iba a divorciarse enseguida
La ayudé a salir de un follón, supongo
pero empleé demasiada energía
Condujimos ese coche lo más lejos que pudimos
abandonándolo en el oeste
Rompimos una triste noche oscura
Ambos de acuerdo en que era lo mejor
Ella se volvió para mirarme
cuando ya me alejaba
La oí decir por encima del hombro
“volveremos a encontrarnos algún día
en la avenida”
Enredado en tristeza.

Tuve un empleo en los grandes bosques del norte
trabajando como cocinero interino
pero aquello nunca me gustó demasiado
y un día el hacha cayó
Así que me largué para Nueva Orleans
donde sucedió que me empleé
trabajando algún tiempo en un bote de pesca
en los alrededores de Delacroix
Pero entretanto yo estaba solo
El pasado pegado en mis talones
Vi montones de mujeres
pero ella nunca salió de mi mente
Y solo crecí
enredado en tristeza.

Ella trabajaba en un local “topless”
Y yo me paré allí a tomar una cerveza
Sólo miré su perfil
a la luz del foco
Y después cuando la gente se iba
yo iba a hacer lo propio
Ella estaba de pie ahí detrás de mi asiento
Me dijo, “no sé cómo te llamas”
Yo murmuré algo en voz muy baja
Ella estudió los rasgos de mi cara
Debo admitir que me sentí algo incómodo
cuando se agachó para atar el cordón
de mi zapato
enredado en tristeza.

Ella encendió un fuego de la estufa
y me pasó una pipa
“creí que nunca ibas a decir hola”, dijo ella
Entonces abrió un libro de poemas
y me lo pasó
escrito por un poeta italiano
del siglo trece
Y cada una de las palabras sonaba a verdad
y brillaba como un carbón ardiente
fluyendo de cada página
como si estuvieran escritas en mi alma
de mí a ti
enredado en tristeza.

Viví con ellos en la calle Montague
en un sótano bajo la escalera
De noche había música en los cafés
y revolución en el aire
Luego él empezó a comerciar con esclavos
y algo en su interior murió
Ella tuvo que vender todo lo que tenía
y se volvió muy fría
Y cuando por fin se llegó a tocar fondo
me volví taciturno
la única cosa que supe hacer
fue seguir adelante
como un ave que volara
enredada en tristeza.

De modo que ahora estoy volviendo otra vez
Tengo que encontrarla de algún modo
Toda la gente que solíamos tratar
ahora me parece una ilusión
Unos son matemáticos
otras son mujeres de carpinteros
No sé cómo empezó todo esto
No sé qué están haciendo con sus vidas
pero yo, yo todavía estoy en la carretera
dirigiéndome a otro cruce
Siempre hemos sentido lo mismo
sólo que lo vemos desde un diferente punto
de vista
enredado en tristeza”.

 

 

Vota el parecido

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>