Índice alfabético

JOAQUÍN SABINA: Pongamos que hablo de Madrid – BOB DYLAN: Billy

LA POSIBLE COPIA

 

JOAQUÍN SABINA: Pongamos que hablo de Madrid

 

 

“Pongamos que hablo de Madrid” apareció en el disco Malas lenguas, editado por el cantautor Joaquín Sabina en 1980. El álbum, publicado por Epic/Ariola, contaba con diez canciones producidas por José Luis de Carlos y arregladas por Hilario Camacho y José Antonio Romero.

 

 

Este segundo disco en su carrera es bastante diferente al primero, caracterizado por su carácter reivindicativo y la canción protesta, para pasar a unas canciones aún bastante acústicas pero que ya tocan algunos de los temas que se harán habituales en su discografía, centrándose en unas composiciones llenas de historias de la calle, duras, cínicas y crueles. Además de “Pongamos que hablo de Madrid”, destacan en este disco otras canciones como “Calle Melancolía”, “Círculos viciosos” y “Qué demasiao”.

 

 

Esta era su letra:

 

“Allá donde se cruzan los caminos,
donde el mar no se puede concebir,
donde regresa siempre el fugitivo,
pongamos que hablo de Madrid.

Donde el deseo viaja en ascensores,
un agujero queda para mí,
que me dejo la vida en sus rincones,
pongamos que hablo de Madrid.

Las niñas ya no quieren ser princesas,
y a los niños les da por perseguir
el mar dentro de un vaso de ginebra,
pongamos que hablo de Madrid.

Los pájaros visitan al psiquiatra,
las estrellas se olvidan de salir,
la muerte viaja en ambulancias blancas,
pongamos que hablo de Madrid.

El sol es una estufa de butano,
la vida un metro a punto de partir,
hay una jeringuilla en el lavabo,
pongamos que hablo de Madrid.

Cuando la muerte venga a visitarme,
que me lleven al sur donde nací,
aquí no queda sitio para nadie,
pongamos que hablo de Madrid”.

 

 

EL ORIGINAL

 

BOB DYLAN: Billy

 

 

Como bien apunta Bento en el apartado de esta web dedicado a proponer parecidos entre canciones, “Pongamos que hablo de Madrid” guarda un parecido sospechoso con “Billy”, tema de Bob Dylan editado siete años antes en la banda sonora de Patt Garrett y Billy el niño, western dirigido por Sam Peckinpah en 1973 y que contaba con James Coburn, Kris Kristofferson y el propio Dylan como actores.

 

 

A pesar de estar compuesta casi íntegramente por cortes instrumentales, en el disco iban “Knockin’ on Heaven’s Door”, uno de los temas más conocidos de Dylan, y “Billy”, la primera canción que compuso cuando le encargaron componer la banda sonora. Sin embargo, a la hora de grabarla, Dylan encontraría dificultades y fue reduciendo los arreglos de la canción, llegando a tener como único acompañamiento en la última toma al bajista Terry Paul. Esta última toma fue usada para la película y posteriormente fue incluida en la banda sonora del álbum como “Billy 4”.

 

 

Esta es la traducción de su letra:

 

“Hay armas por el río apuntándote
El sheriff te sigue la pista, le gustaría atraparte
A los cazadores de recompensas también les gustaría atraparte
Billy, no les gusta que seas tan libre.

 

Acampan fuera toda la noche en la baranda
Juegan a las cartas hasta que amanece en la hacienda
Les gustaría enviarte al cementerio de Boot Hill
Billy, no me des la espalda

 

Están por ahí jugando con alguna dulce señorita
Ella te quiere llevar a su oscuro zaguán
En alguna sombra solitaria ella te saludará
Billy, tú estás ahora tan lejos de casa

 

Hay ojos detrás de los espejos en los lugares vacíos
La bala agujerea y deja cicatrices entre los espacios
Hay siempre una muesca más y diez pasos más
Billy, y tú siempre caminas solo

 

Dicen que Pat Garrett te tiene controlado
Así que duerme con un ojo abierto cuando te acuestes
Cada pequeño ruido podría ser un trueno
Un trueno desde el cañón de su pistola

 

Las guitarras tocarán tu gran final
Abajo en alguna calleja de Tularosa,
Quizá en el valle del río Pecos
Billy, tú estás ahora tan lejos de casa

 

Siempre hay algún nuevo forastero que te mira furtivamente
Algún tonto con el dedo en el gatillo que quiere tentar su suerte
Y alguna prostituta vieja de San Pedro para hacerte una proposición
Una proposición sobre tu espíritu y tu alma.

 

Los hombres de negocios de Taos quieren hundirte
Ellos han contratado a Pat Garrett para forzar una confrontación.
Billy, ¿no te hace esto sentirte mal
el ser disparado por el hombre que fue tu amigo?

 

Agárrate a tu mujer si la tienes
Recuerda que en el Paso, una vez, disparaste a uno
Ella pudo haber sido una prostituta, pero era apasionada
Billy, llevas corriendo desde hace mucho tiempo

 

Las guitarras tocarán tu gran final
Abajo en alguna calleja de Tularosa,
Quizá en el valle del río Pecos
Billy, tú estás ahora tan lejos de casa”.

 

 

JOAQUÍN SABINA: Pongamos que hablo de Madrid – BOB DYLAN: Billy
Vota el parecido

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>