Índice alfabético

PULP: Glory Days – PULP: Common People

LA POSIBLE COPIA

 

PULP: Glory Days

 

“Glory Days” es la penúltima de las canciones incluidas en el disco This Is Hardcore, publicado por el grupo británico Pulp el 30 de marzo de 1998 en la compañía discográfica Island, y que contó con la producción de Chris Thomas.

 

Fue un disco oscuro y controvertido que ya desde su portada avanzaba la polémica. En ella se podía ver la fotografía de una rubia con el torso desnudo, recostada boca abajo sobre un almohadón rojo. Un fondo negro y una mirada perdida se complementaban con un título que no podía pasar desapercibido.

 

La canción se había publicado previamente con el título de “Cocaine Socialism” en la cara B del single del grupo “A Little Soul”, tal y como recogía Sr. Helvética en la edición de 22 de febrero de 2017 de The Songs We Love:

 

“Ningún fan que se precie de la banda de Sheffield desconoce esta “Cocaine Socialism” relegada en una extraña maniobra a la segunda división de la discografía del grupo, y me aventuraría a asegurar que (al menos, es lo que tengo constatado entre los incondicionales de la banda con los que tengo trato) ninguno de esos fans situaría “Glory Days” (la versión definitiva de la canción, con otra letra, finalmente incluida dentro de This Is Hardcore) por encima de esta primera versión, quizá poco sutil en su posicionamiento pero desde luego mucho más contundente en lo sonoro.

 

Vayamos por partes. A mediados de la década de los 90 empezaba a darse una cierta connivencia entre el nuevo laborismo (la llamada “tercera vía”) que encarnaba Tony Blair y cierta camada de cachorros del brit-pop capaz de compatibilizar (no les estoy juzgando por ello, lo cual no quita para que fuera algo constatable) actitud working class y escandalosas cuentas corrientes. Nada nuevo, desde luego (aquí también hubo en los 70 y 80 unos cuantos cantautores de los de un puño en alto y en la otra mano el volante de un Ferrari), y en cierta forma una alianza lógica entre un partido necesitado de ofrecer un perfil atractivo ante los votantes más jóvenes de su país y un movimiento (el de la “cool britannia“) que no se cansaba de presentarse/venderse como lo más importante que había ocurrido en la historia de la música de la humanidad desde los Beatles.

 

La cuestión es que, un año antes de que “Cocaine Socialism” fuera publicada como cara B del sencillo de “A Little Soul“, tuvieron lugar los hechos a los que precisamente se refieren los versos que abren el tema: pensé que bromeabas / cuando dijiste: “Pensé que bromeabas cuando dijiste: “Quiero verte / discutir tu contribución / para el futuro del corazón y el alma de nuestra nación / Seis en punto, mi lugar, Whitehall”.

 

NO, no es una metáfora ni tampoco una anotación histórica, pero sí una musicalización de lo sucedido: parte de la estrategia con la que el equipo de Blair trata de vender el nuevo laborismo incluía presentar al futuro premier británico como un tipo enrollado que se juntaba con la gente del momento. Eso incluía a los hermanos Gallagher (quienes realmente visitaron Downing Street), Damon Albarn, y , cómo no, Jarvis Cocker, algo así como el tipo más cool del universo en ese momento.

 

Además, la actitud proletaria que parecía intuirse en algunas de las letras del celebradísimo “Different Class” (¿un ídolo de masas que hace un himno invitando a los inadaptados a tomar las calles? ¡ese es nuestro hombre!) inclinaron a pensar a los políticos que no sería complicado contar con el apoyo de Cocker a la causa de la izquierda…

 

Lo cierto es que la militancia (que innegablemente existía) del líder de Pulp tenía sus límites, y uno de ellos -por lo que se ve- era prestarse a una burda instrumentalización por parte de los poderes políticos en auge, de modo que cuando fue contactado por un funcionario del partido laborista para dar alguna clase de respaldo a la candidatura que pretendía acabar con 18 años de gobierno conservador, su primera reacción fue de sorpresa, la segunda la de declinar el ofrecimiento, y la tercera (o la cuarta, o la que fuera) escribir esta canción.

 

“El socialismo cocainómano parecía ser el paso lógico después del socialismo de champán”, escribiría más tarde Cocker, y ciertamente esa hiriente asociación de las dos palabras ejemplificaba perfectamente la denuncia de cierto socialismo más interesado en rozar el poder que en servir al pueblo al que decían representar. La lectura musical que hizo Jarvis de aquel ofrecimiento deja poco lugar a dudas respecto al modo -hostil- con que fue por él recibido: “Bueno, cantas sobre gente corriente / y sobre las malas formas y los desajustes / Así que, ¿puedes traerlos a mi fiesta (nótese el doble significado de “party”: fiesta pero también, partido) / y hacer que todos oigan esto / Y todo lo que realmente estoy diciendo / es que vengan y apoyen la votación por mí / Todo lo que realmente digo / que vengan, y canten para mí”.

 

Una cosa esa que Jarvis Cocker prefiriera votar a los laboristas frente a otras opciones, y otra muy distinta que el hombre que había puesto a la “Common People” en la primera fila (y que en cierta forma había sido propulsado a la fama mundial por aquella) estuviera ahora dispuesto a dejarse retratar junto a un Blair sonriente.

 

Cuando la canción fue finalmente publicada (como decíamos, en calidad de pista de acompañamiento a la pista titular) en junio de 1998, Tony Blair ya llevaba más de un año siendo primer ministro de su país, Jarvis Cocker había vertido algunas críticas acerca de su labor en una entrevista en el número de marzo del NME, y aún así la beligerancia de su letra pilló por sorpresa al partido en el poder.

 

El propio Jarvis trataría de aclarar las cosas, unos años después: “Siempre he votado por el Partido Laborista, pero en aquel momento no estaba preparado para usar mi posición de esa manera. No lo veía apropiado, de la misma manera que no me parecía apropiado que Tony Blair apareciera dando premios en los Brits, y cosas por el estilo. Aquello apestaba, era todo tan ‘Hey, chicos, estoy de moda’. “

 

¿Por qué si las cosas estaban tan claras no fue incluida la canción en EL DISCO QUE TODO EL MUNDO ESTABA ESPERANDO? En cierto modo, cabría suponer que para un letrista tan agudo como Cocker no resultaba sencillo lidiar con unos versos que tienen mucho de calentón y que se alejaban de la precisión quirúrgica que acostumbraba a demostrar en su retrato de la sociedad británica de aquel momento, y sin embargo no es difícil imaginar que tampoco sería sencillo reemplazar aquellos duros derechazos al establishment por el retrato, más amable y en cierta forma redundante, de sus días post-“Common People”.

 

Cuando fue interrogado directamente al respecto de la cuestión del cambio de letra, la respuesta que dio muestra a un Cocker no del todo conforme con la decisión tomada: “La verdad es que me escaqueé. Fue todo un poco raro… supongo que fue completamente egoísta, por mi parte. Porque la canción estaba escrita antes de que Blair gobernara, y sé que pensé ‘Oh, no quiero que la gente deje de votar a los laboristas, es más, de hecho me gustaría que lo hicieran…’

 

Guardé en un cajón todo aquello, y reescribí la canción como “Glory Days“, un tema que en realidad no iba sobre nada… visto con perspectiva, creo que probablemente deberíamos haber sido más audaces y haberla sacado así, porque tal y como luego fueron las cosas, resultó ser bastante.. presciente”

 

No fue el único cambio, en realidad. Por el camino se quedaron también unos vientos colosales y unos coros femeninos que hacen que la pista finalmente incluida en el disco parezca la hermana enfermita de la versión primigenia, nada que desde luego no pudiera arreglar la posterior publicación del tema”.

 

Esta es su letra:

“Cantad las gloriosas melodías
alzad vuestra voz para celebrar los días
que hemos desperdiciado en el café, en la estación.
Y aprended el significado de la existencia en plazos quincenales.
Compartid esta edad dorada conmigo
en mi apartamento de una sola habitación
y si todo eso no equivale a nada no importa,
siguen siendo nuestros Días de Gloria.

Oh mi cara no es nada atractiva
y mis pensamientos no son nada originales.
Experimenté con sustancias
pero todo lo que conseguí fue ponerme enfermo
y solía hacer el “I Ching”
pero entonces tenía que alimentar al metro.

Ahora ya no puedo tener sueños de futuro
pero al menos puedo usar el calentador.
Oh no es una gran mejora con respecto a esto
porque así es como vivimos nuestros Días de Gloria.

Oh y podría ser un genio
sólo con que pusiera mi mente en ello
y podría hacer cualquier cosa
sólo con que me lo propusiera.

Oh crecimos con las Razas Espaciales,
ahora pretenden que limpiéis retretes.
Cuando uno ha visto lo grande que es el mundo
¿cómo pueden obligarte a hacer esto?

Si me necesitas me habré quedado durmiendo
me habré quedado durmiendo durante todos estos Días de Gloria.
Estos Días de Gloria tienen sus inconvenientes,
así que atrápame ahora antes de que me convierta en oro.

Sí nos encantaría oír tu historia
en tanto en cuanto que nos diga dónde estamos
y que donde estamos es donde se supone que debemos estar.

Oh vamos inventároslo vosotros mismos
no os hace falta nadie más.
Y prometo que no venderé estos días a nadie en el mundo excepto a ti.
A nadie excepto a ti”.

 

EL ORIGINAL

 

PULP: Common People

 

Según manifiesta Polonius en el apartado de esta web destinado a poponer parecidos entre canciones, en “Glory Days” Pulp se plagian a sí mismo, en concreto su canción “Common People” de Pulp, editada en single el 22 de mayo de 1995.

 

La canción apareció también, formando parte del álbum de Pulp Different Class, significando para el grupo el momento de su éxito comercial, 17 años después de que Jarvis Cocker fundara el grupo en Sheffield en 1978.

 

La letra está basada en una joven griega que Cocker había conocido en un curso de escultura en la Escuela St. Martin y se refiere a la gente de un estrato social alto que fantasean con vivir la vida de la gente normal y que llegan a pensar que el glamour está en la pobreza, lo que se llegó a definir como “turismo de clase”.

 

Esta sería su letra traducida:

“Ella vino de Grecia y tenía sed de conocimiento
Estudió escultura en la universidad de Saint Martin
Ahí es donde llamé su atención
Me dijo que su padre estaba forrado
Yo dije: “En ese caso tomaré un ron con cola”
Ella dijo: “Vale”

Y en treinta segundos dijo:
“Quiero vivir como la gente corriente
“Quiero hacer lo que haga la gente corriente
Quiero acostarme con gente corriente
Quiero acostarme con gente corriente
Como tú”

Bueno, que otra cosa podía hacer
Dije: “Veré lo que puedo hacer”
La lleve a un supermercado
No sé por qué, pero por algún sitio tenía que empezar
Así que empezó aquí

Le dije: “Haz como que no tienes dinero”
Ella se río y dijo:
“Oh, eres tan gracioso”
Dije: “Sí
Bueno, no veo a nadie reírse aquí
Estás segura de que quieres vivir como gente corriente
Quieres ver lo que ve la gente corriente
Quieres acostarte con gente corriente
Quieres acostarte con gente corriente
Como yo”

Pero no entendió
Sólo sonrió y me cogió de la mano
Alquila un piso encima de una tienda
Córtate el pelo y consigue un trabajo
Fuma unos cigarros y juega algo al billar
Haz como que nunca hubieras estudiado
Pero aun así nunca lo pillarás
Porque cuando te tires en la cama por la noche
Viendo a cucarachas subir por la pared
Si llamas a tu padre, él puede pararlo todo

Nunca vivirás como la gente corriente
Nunca harás lo que hace la gente corriente
Nunca fallarás como la gente corriente
Nunca verás tu vida deslizarse fuera de la vista
Y bailar y beber y follar
Porque no hay otra cosa que hacer
Canta junto a la gente corriente
Canta y podría valerte
Ríete con la gente corriente
Ríete aunque se estén riendo de ti
Y las estupideces que haces
Porque piensas que lo pobre mola
Quiero vivir con la gente corriente
Quiero vivir con la gente corriente”.
 

PULP: Glory Days – PULP: Common People
3.5 (70%) 2 votes

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>