QUANT: I Wish We Were a Cover Band – ELVIS COSTELLO: Pump It Up

LA POSIBLE COPIA

 

QUANT: I Wish We Were a Cover Band

 

“I Wish We Were a Cover Band” es una de las canciones incluidas en el tercer álbum del grupo ferrolano Quant, Minor Songs in Major Keys, publicado el 8 de febrero de 2019 por la compañía discográfica Ferror Records.

 

El álbum incluye doce canciones que el grupo compuso, grabó y editó durante 2018, a razón de una por mes, y que fueron colgando en la red para su descarga directa. Ya en 2019 se reunieron todas en este álbum que viene envuelto en un digipack con las letras y una ilustración alusiva a cada una de ellas.

 

La iniciativa se le ocurrió a Óscar Quant mientras sigue buscando una discográfica que edite otro disco que tiene ya registrado (Based on Real Events), que será el cuarto cuando vea la luz. Al mismo tiempo que Quant, Óscar mantiene otras dos bandas, SkyHooks y Weather Underground.

 

EL ORIGINAL

 

ELVIS COSTELLO: Pump It Up

 

Como se puede comprobar, “I Wish We Were a Cover Band” de Quant toma prestado el riff de “Pump It Up” de Elvis Costello, además de incluir también una cita a “You Really Got Me” de The Kinks dentro de la canción.

 

Más que un plagio, se trata de un homenaje consciente, por cuanto la ilustración de esta canción en el disco recupera el fondo de la imagen del primer álbum de Elvis Costello y, sobre todo, porque al final Óscar Quant canta: “y si aún piensas que hemos fusilado “Pump It Up” entonces ¡cállate la puta boca!”

 

“Pump It Up” de Elvis Costello fue publicada como single el 28 de abril de 1978 por la compañía discográfica Stiff. Fue precisamente en una gira de ese sello donde se compuso. La gira del sello Stiff tuvo lugar a finales de 1977 y en ella participaron cinco bandas comandadas por Elvis Costello, Ian Dury, Wreckless Eric, Nick Lowe y Larry Wallis, con un total de 18 músicos.

 

Además de las tensiones entre ellos, la gira bien podría ser calificada como lo que decía la canción más popular de Ian Dury (“Sex & Drugs & Rock & Roll”): “Sexo, drogas y rock and roll”. Por si los roces de tan disoluta vida en la carretera no fuesen suficientes, a eso se le sumó un lío sexual que iba creciendo como una montaña a medida que la gira iba recorriendo más localidades.

 

Al bus se había sumado una joven americana que le gustaba llamarse a sí misma Farrah Fuck-it-Minor (Farrah Jode-a-la-Menor), una referencia a la entonces popular actriz Farrah Fawcett-Majors, popular por ser la actriz rubia de las tres intérpretes de la serie de televisión Los ángeles de Charlie.

 

De nombre Faye Hart, había sido una presencia activa en la escena punk de Los Ángeles, de donde había escapado tras las amenazas recibidas por su militancia antisemita. Allí había inspirado la canción “Los Angeles” de la banda X, y era también una de las personas que viajaban en el coche que sufrió el accidente narrado en “Riding with Mary” en el que murió la hermana de la cantante de X, Exene Cervenka, con quien Hart compartía piso.

 

Tras la gira, la mujer se iría a vivir con Steve Nieve, con quien tuvo dos hijos, aunque durante aquel mes de finales de 1977 tuvo relaciones tanto con Elvis Costello como con el bajista Bruce Thomas, quienes se enamoraron perdidamente de ella. Aquel cuarteto sentimental-sexual tuvo sus consecuencias: casi al final, concretamente el 4 de noviembre, tras el concierto en la Politécnica de Newcastle, Elvis Costello compuso “Pump It Up” en la escalera de emergencia del Hotel Swallow, detallando su relación de amor-odio con los excesos del rock and roll.

 

Lo que se sitúa en el centro de la diana es un disgusto apenas disimulado por lo fácilmente que había sido seducido por ese estilo de vida: “Se estaba volviendo todo tan desagradable que me sentí obligado a escribir “Pump It Up”. ¿Cuánto puedes follar, cuántas drogas puede tomar antes de volverte tan inconmovible como para no sentir nada?”

 

Su letra habla de una mala chica que es como un narcótico, aunque al final su autor reconoce resignado que poco más puede hacer que sucumbir ante ella. Su título, traducible como “Sube el volumen”, también tiene un doble sentido más prosaico, referido a aliviarse a uno mismo de la frustración sexual mediante la masturbación. Tempestuosa y descarada, en ella la batería bombea como un pistón, y el deseo sexual que muestra la letra se revela obsesivo, claustrofóbico e interminable, justo como en la coda de la canción, que se resuelve en una repetición continuada de su parte final, como si la aguja se hubiese atascado en la reproducción del vinilo.

 

Además de los músicos de The Attractions, en esta ocasión Elvis Costello quiso invitar a Mick Jones, guitarrista de una de las bandas que más le tenía cautivado entonces, The Clash, a participar en la grabación. Su contribución no se incluyó en la mezcla final, pero sí en la cara B del single, “Big Tears”. Esa colaboración motivó que se propagase el rumor de que Costello quería que Jones fuese el guitarrista principal de The Attractions, lo que condujo a que sus respectivos mánagers no se hablasen.

 

La canción ha sido versionada desde entonces por varios artistas, entre ellos Makin’ Time, Deacon Blue, Kaiser Chiefs, The Rubinoos, Shakin’ Stevens, Richard Thompson, Skin, Kurt Baker, Chaos UK, The Hotrats, Mudhoney, Buckcherry, Elastic No-No Band, Danko Jones, Status Quo, The Wildhearts o Kurt Baker. Por su parte, Beastie Boys la samplearon en el corte “Egg Man” de su álbum Paul’s Boutique.

 

¿Crees que se parecen?
[Total: 4 Media: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.