RUFUS THOMAS: Bear Cat – BIG MAMA THORNTON: Hound Dog

LA POSIBLE COPIA

 

RUFUS THOMAS: Bear Cat

 

«Bear Cat (The Answer To Hound Dog)» es una canción grabada en los estudios Sun en el 706 de la Avenida Union de Memphis, Tennessee, el 8 de marzo de 1953, dos semanas después de que se lanzara la canción de Big Mama Thornton «Hound Dog».

 

«Bear Cat» tenía una letra distinta escrita por el fundador de Sun Records, Sam Phillips, y en la que modificó el sexo del cantante, pasando ahora a ser un hombre que se lamentaba de que su mujer fuera un «gato oso», un término del argot de la era del jazz para describir a una mujer mandona y de sangre caliente.

 

Sam Phillips había quedado totalmente deslumbrado por la canción de Big Mama Thornton, así que decidió grabarla a su manera, con un sonido de rumba-boogie con sabor latino, respondiendo a la letra de “Hound Dog” en la que se habla de un hombre que no cumple sus responsabilidades y que no es más que un perro de caza.

 

Para interpretarla, Phillips escogió a un locutor de una emisora local, Rufus Thomas, quien tenía una voz áspera con influencias de Louis Armstrong, perfecta para responder a las duras acusaciones que Big Mama Thornton había lanzado en su canción, esta vez apuntándolas a una mujer dominanta.

 

En este caso, el cantante desafía directamente a la mujer, corrigiendo sus insultos anteriores y redirigiéndolos hacia ella: «¿Sabes lo que dijiste de mí, mujer? Bueno… Pues no eres nada más que un gato oso, arañando mi puerta». Toda la ironía y el sarcasmo del original están plasmados en la respuesta, incluso en su insinuación sexual: «Puedes ronronear, gatita bonita, pero ya no te voy a frotar».

 

A pesar de sus reticencias a grabar la canción y sus reservas acerca de la banda reunida por Phillips, Thomas se lanzó a la canción con el mismo encanto impetuoso que aportó a todas sus actuaciones, aportándole aullidos, gruñidos, silbidos de fondo y una interpretación pasional.

 

Para grabar la guitarra eléctrica se escogió al bluesman de Memphis Joe Hill Louis, que intentó seguir lo que Pete Lewis había grabado en el original de Big Mama Thornton. Sin embargo, Rufus Thomas no quedó nada satisfecho con su interpretación y durante años se dedicó a señalar las notas equivocadas en el solo de guitarra.

 

En dos semanas, «Bear Cat» estaba en las tiendas, lo que llevó a que se la describiera «la canción de respuesta más rápida en salir al mercado». Se convirtió en el primer éxito de Rufus Thomas y de Sun Records. Sam Phillips firmó la canción como suya.

 

EL ORIGINAL

 

BIG MAMA THORTON: Hound Dog

 

Como se puede comprobar, «Bear Cat», en la tradición de la canciones respuesta a otras anteriores de éxito, era una copia virtual de «Hound Dog” con una progresión de acordes y una estructura rítmica tomadas directamente del original.

 

Como Sam Phillips se había acreditado en el disco como autor de la canción, a la que había aportado cambios en la letra, inmediatamente recibió una demanda por infracción de derechos de autor que casi lleva a la quiebra al sello discográfico de Phillips.

 

“Hound Dog” había sido compuesta en menos de 15 minutos para Big Mama Thornton por Jerry Leiber y Mike Stoller cuando contaban 19 años, por encargo del productor Johnny Otis, a quien habían acudido para conseguir hacerse un hueco en el mundo de la música.

 

Cuando el 9 de septiembre de 1952 se presentó la instancia de inscripción de derechos de autor para «Hound Dog», la letra y la música se atribuyen a Thornton y al dueño de la discográfica Peacock Records que la editó, Don Robey, con los nombres «Murphy L. Robey y Willie Mae Thornton». Esta inscripción fue renovada posteriormente el 13 de mayo de 1980, con los mismos detalles.

 

Curiosamente, al aparecer el single de Big Mama Thornton la semana del 20 de febrero de 1953, en la etiqueta del single aparecía como compuesta por Leiber, Stroller (en lugar de su verdadero apellido, Stoller) y Otis, que no era otro que el productor Johnny Otis, quien también quiso así reclamar su parte en la autoría, ya que les había hecho firmar a Leiber y Stoller un contrato por el que él podía firmar por ellos cualquier documento.

 

La versión más conocida de las que se editaron posteriormente es la de Elvis Presley, quien la editó como single el 13 de julio de 1956, aunque la basó en la versión que había hecho Freddie Bell and the Bellboys el año anterior. Se convirtió en su disco más vendido, con más de diez millones de copias despachadas.

 

En esta ocasión, y a pesar de haber firmado previamente un contrato por el que le pagaron 750 dólares a cambio de renunciar a cualquier reclamación contra la canción firmada por Leiber y Stoller en el single de Elvis Presley, Johnny Otis presentó una demanda, que fue desestimada por un juez de Nueva York que lo declaró “indigno de todo crédito”.

 

Entre otros han hecho versiones de la canción Little Esther, The Dirty Blues Band Dirty Blues Band, The Ventures, Etta James, Robert Palmer, Jeff Beck, Macy Gray, Tom Jones, Gene Vincent and His Blue Caps, Stray Cats, Jerry Lee Lewis, Arthur Brown, Easybeats, Chubby Checker, Buddy Guy, Roy Orbison, Pat Boone, Status Quo, Sammy Davis, Jr., Betty Everett, Little Richard, Koko Taylor, The Surfaris, Susan Tedeschi, The Everly Brothers, Scorpions, Junior Wells, The Mothers of Invention, The Animals, Jimi Hendrix, Morrissey, Vanilla Fudge, Rufus Thomas, Fats Domino, Van Morrison, Conway Twitty, John Lennon, Odetta, John Entwistle, Willy DeVille, Carl Perkins, Bryan Adams, Eric Clapton o James Taylor.

 

Esta sería la traducción de su letra:

“No eres más que un perro de caza,
llorando todo el rato.
No eres más que un perro de caza,
llorando todo el rato.
Bueno, nunca has cazado un conejo
y no eres mi amigo.

Bueno, decían que eras de clase alta.
Bueno, era tan solo una mentira.
Sí, decían que eras de clase alta.
Bueno, era tan solo una mentira.
Bueno, nunca has cazado un conejo
y no eres mi amigo.

No eres más que un perro de caza,
llorando todo el rato.
No eres más que un perro de caza,
llorando todo el rato.
Bueno, nunca has cazado un conejo
y no eres mi amigo.

Bueno, decían que eras de clase alta.
Bueno, era tan solo una mentira.
Sí, decían que eras de clase alta.
Bueno, era tan solo una mentira.
Bueno, nunca has cazado un conejo
y no eres mi amigo.

Bueno, decían que eras de clase alta.
Bueno, era tan solo una mentira.
Sí, decían que eras de clase alta.
Bueno, era tan solo una mentira.
Bueno, nunca has cazado un conejo
y no eres mi amigo.

No eres más que un perro de caza,
llorando todo el rato.
No eres más que un perro de caza,
llorando todo el rato.
Bueno, nunca has cazado un conejo
y no eres mi amigo”.
 

¿Crees que se parecen?
[Total: 1 Media: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.