SUSANA ESTRADA: ¡Qué calor! – J.J. CALE: Friday

LA POSIBLE COPIA

 

SUSANA ESTRADA: ¡Qué calor!

 

“¡Qué calor!” era una de las canciones incluidas en el primer disco de larga duración de Susana Estrada, titulado Amor y libertad y publicado en el año 1981 por la compañía discográfica Bélter que contaba con letras de Carlos de las Heras.

 

El disco había sido compuesto en su parte musical, arreglado y producido por Josep Llobell (con la ayuda de Joan Surribas a los controles). Grabado en Barcelona, en los estudios Belter sitos en La Plaza Ibiza, es uno de los discos referentes del sonido disco europeo.

 

Esto es lo que se recogía a propósito del disco en la edición del recopilatorio The Sexadelic Disco Funk Sound of Susana Estrada (Discos Espacial, 2017): “Al habla con Josep Llobell, un señor de una amabilidad y memoria prodigiosa:

 

“…Recuerdo que el grupo que grabó el disco eran unos tales Atlanta. Tocaban mucho en las salas de Barcelona por aquella época y hacían un sonido disco funk muy competente. Grabamos el disco en poco tiempo, yo tenía los temas bastante claros. Cuando los terminábamos se los pasábamos a Susana y a su manager, Carlos de las Heras, y estos le ponían letras. Luego grababan las voces en el estudio, sobre las bases finalizadas…”.

 

Atlanta, efectivamente, fue un grupo funk que derivaría al italo disco y que tuvo cierta repercusión por componer la sintonía de la segunda etapa del programa televisivo Tocata. Grabarían varios discos (algunos hoy bastante cotizados) y estaban formados por Adolf Rodrigo (guitarra), Alex Soler (Bajo), Sergio Soler (Batería), el italiano Maurizio ‘Tullio’ Tonelli, teclados y Esther Munt (hermana de la actriz Silvia Munt) como teclados y voz femenina. También lo conformaba (aunque Llobell no recuerda que interviniese en el disco) Frank de la Torre como cantante, con un look asombroso e inenarrable que entronca con la línea estética Brian Eno/Heleno/Christian Le Bartz/Sal Solo.

 

El disco, ya se ha dicho, musicalmente es todo un portento. Pero incluso en sus textos, desactivado hoy su mcguffin, su carga provocadora, se adivina la captura del angst del momento, algo que trasciende la mera apología sexual con la que epataría en la época. “Ven”, repleto de guitarras distorsionadas y handclapping parece insólito glam disco bajo la etiqueta de Frank Farian. “¡Quítate el sostén!” enmarcado entre su robótica base de ritmos y melódicos teclados (claro antecedente del “Romantic Break” de Atlanta, sintonía de Tocata) es una simple pero contundente proclama vital, un presunto himno feminista a la manera de la autora, sostenido por un inteligente –por ser consciente de sus limitaciones- fraseo vocal.

 

El cálido “Arena y mar” es un escueto y adictivo reggae provisto de un laidback irresistible, algo que mece y repara entre tanto trajín . Junto a “Mi chico favorito” , marcial disco sound con una poderosísima línea de bajo remite al “Another One Bites the Dust” (línea que se repite en “Un sitio bajo el sol”) y que cuenta con unos exuberantes arreglos a la estela de los realizados por Enrico Intra para Pino d’Angio, puro éxtasis sonoro, será el sencillo extraído del LP (“Mi chico favorito /Arena y mar”, Sauce, 1981).

 

Añadámosle experimentos como “¡Qué calor!”, con su línea omnipresente de guitarra, disco country funk pantanoso si acaso eso existiese. Logra dar una vuelta de tuerca con la espléndida “Lograremos volar”, canción melódica de aparente corte clásico, algo así como si Manuel Alejandro se hubiese puesto de Popper en el patio de su cortijo a la hora de escribirle una canción a Jeanette, pero que al poco muta en un episodio de cosmic disco con discurso anti drogas incorporado, de tan extravagante como milimétrica resolución; teclados y sintetizadores omnipresentes mientras un saxo mayestático dota de dramatismo a tan candente denuncia, confiriéndole un carácter vertiginoso, dicho esto como definición literal del vértigo, la confrontación entre la atracción y la repulsa, ese “si pero no, no pero sí”, que a uno le parece tan irresistible.

 

La terna la completarán “Voy desnuda”, italo disco de manual y “Gózame ya”, un trasunto de elegante y sicalíptico modern soul que acaba por degenerar en una prosaica –no sé si eficaz- sentencia; “…Tómame, dámela, mi vida, si me vas a follar mi amor. Fóllame ya, mi vida…”.

 

Esta es su letra:

“¡Qué calor! ¡Qué calor!
¡Qué calor! ¡Qué calor!

Cuando por las noches
No puedo descansar
Lánguida en mi cama
Sueño con amar

¡Qué calor! ¡Qué calor!
¡Qué calor! ¡Qué calor!

Cálida y desnuda
Llena de ansiedad
Mi cuerpo de gata
Solitario está

¡Qué calor! ¡Qué calor!
¡Qué calor! ¡Qué calor!

¿Qué quieren mis manos?
¿Qué quieren mis dedos?
¿Qué quiere mi boca?
¿Qué quiere mi cuerpo?
¡Qué calor! ¡Qué calor!
¡Qué calor! ¡Qué calor!

¿Qué quieren mis muslos?
¿Qué quieren mis pechos?
¿Qué quieren mis labios?
¿Qué quiere mi cuerpo?

¡Qué calor! ¡Qué calor!
¡Qué calor! ¡Qué calor!

Quiero mis caricias
Sola con mi ardor
Perderme en mi bosque
Valle del amor

¡Qué calor! ¡Qué calor!
¡Qué calor! ¡Qué calor!

Sembraré en mi surco
Fuego de pasión
Goces solitarios
Suspiros de amor

¡Qué calor! ¡Qué calor!
¡Qué calor! ¡Qué calor!
¡Qué calor! ¡Qué calor!
¡Qué calor! ¡Qué calor!
¡Qué calor! ¡Qué calor!
¡Qué placer! ¡Qué pasión!
¡Qué calor! ¡Qué calor!
¡Qué calor! ¡Qué calor!

¡Qué placer! ¡Qué pasión!
¡Qué placer! ¡Qué pasión!
¡Qué calor! ¡Qué calor!
¡Qué calor! ¡Qué calor!”.

 

EL ORIGINAL

 

J.J. CALE: Friday

 

Tal y como nos propone Juanjo Vázquez, “¡Qué calor!” de Susana Estrada recuerda a la canción “Friday” de J.J. Cale, incluida en 5, el quinto álbum de estudio de J. J. Cale publicado en agosto de 1979 por la discográfica Island-MCA.

 

Como sugiere el título, 5 fue el quinto álbum de Cale con la producción de Audie Ashworth y fue grabado en varios estudios en Nashville, donde Cale vivía en ese momento. La mayoría de las pistas fueron grabadas y mezcladas en The Lakehouse, Old Hickory, Tennessee.

 

En sus textos, las canciones de 5 están dominadas por la lujuria, tipificada por temas como «Boilin’ Pot», «I’ll Make Love to You Anytime» (grabado por Eric Clapton para su álbum de 1978 Backless) y «Too Much for Me». Por su parte, «Mona» y «Sensitive Kind» tienen un tono más romántico. «Katy Kool Lady» fue coescrita por Cale y Christine Lakeland, y se publicó como single.

Conviene recordar que Cale acababa de conocer a la cantante y guitarrista Christine Lakeland, y el LP marca su primera aparición en sus álbumes. En el documental de 2005 To Tulsa and Back, Lakeland dice que se conocieron entre bastidores en un programa benéfico en la prisión con B.B. King y Waylon Jennings. Cale y Lakeland se casarían poco después.

 

Esta sería la traducción de su letra:

“El lunes por la mañana llega demasiado temprano
Trabajo a destajo
Todo el lunes sigo pensando
«Llegará el fin de semana, me iré a casa».

Martes, oh, odios el martes
No hay chicas en la calle
El martes no es bueno para nada
Bebiendo cerveza y viendo televisión

Viernes, viernes por la noche
Que llegue el viernes, es demasiado tiempo
Viernes, viernes por la noche
Que llegue el viernes, quiero ir a casa

Miércoles día jorobado, jorobado el miércoles
A pesar del fastidio, ya ha pasado la mitad de la semana
Si me pagasen el miércoles
Me gustaría salir por ahí, el día jorobado se ha ido

Jueves, sabes que me siento mejor
Puedo ver el final a la vista
Creo que me escribiré una carta
Me ayudaré a pasar la noche”.

 

¿Crees que se parecen?
[Total: 1 Media: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.