SABRINA SETLUR: Nur Mir – KRAFTWERK: Metall auf Metall

LA POSIBLE COPIA

 

SABRINA SETLUR: Nur Mir

 

“Nur Mir” es la canción que daba título al single de la rapera alemana Sabrina Setlur (conocida anteriormente como Schwester Sxxx) editado en 1997. El tema apareció también incluido en su álbum Die Neue S-Klasse del mismo año.

 

Cuando se editó en su día, la canción aparecía como compuesta por la propia Sabrina Setlur y Thomas Hofmann, en cuanto a su letra, y por los músicos y productores Martin Haas (componente del grupo Glashaus) y Moses Pelham, en lo que respecta a su música.

 

EL ORIGINAL

 

KRAFTWERK: Metall auf Metall

 

Para componer la base rítimica de “Nur Mir” de Sabrina Setlur, Martin Haas y Moses Pelham tomaron un fragmento de dos segundos, repetido en bucle , de la canción “Metalla uf Metall” que el grupo germano Kraftwerk había incluido en su álbum Trans-Global Express de 1977.

 

A raíz de ese uso sin autorización, Kraftwerk inició acciones legales contra Pelham y Haas en 1999. El Tribunal Federal de Justicia de Alemania determinó el 13 de diciembre de 2012 que la canción de Setlur no debería seguir siendo distribuida ya que constituía una violación de los derechos de autor.

 

La pregunta que se hizo el tribunal como el asunto de fondo del caso era hasta qué punto es permisible tomar fragmentos del trabajo de otros artistas, un pilar del hip-hop y el techno moderno, al crear nueva música. La respuesta dada por el Tribunal es que solo es permisible si el mismo artista no podría haber producido el mismo efecto.

 

Después de varias pruebas de testigos expertos, que llegaron a chocar fragmentos de metal contra metal (como dice el título de la canción) e instrumentos como un Akai Sampler de 1996, se demostró que imitar ese sonido hubiera sido posible en 1997 por los productores de Sabrina Setlur, y por eso fallaron a favor de Kraftwerk.

 

Los jueces también determinaron que la recreación del fragmento tendría que ser lo suficientemente buena como para satisfacer al consumidor medio. Esta decisión genérica podría producir equívocos ya que habría que definir primero quién es el consumidor medio y cómo quedaría satisfecho.

 

Además, tal y como reconoció el abogado de los demandados, Udo Kornmeier, se trata también de una paradoja: “¿Cómo se puede estar seguro de que el artista ha tenido éxito antes de que el trabajo se haya lanzado al consumidor?”.

 

Los demandados apelaron posteriormente ante la corte suprema alemana y uno de los componentes de Kraftwerk, concretamente Ralf Hütter, tuvo que declarar el 25 de noviembre de 2015, defendiendo que se trataba de una apropiación indebida de la labor intelectual con una cita bíblica: “No robarás”.

 

Los jueces del más alto tribunal alemán escucharon, además, a una larga lista de expertos de la industria musical. Al año siguiente, el Tribunal Constitucional alemán emitió su veredicto, señalando que haber empleado ese fragmento de Kraftwerk no superaba la libertad artística que un músico se puede tomar.

 

El caso fue devuelto al Tribunal Federal en apelación, quien lo remitió al Tribunal de Justicia de la Unión Europea para que tomara una decisión, tras haber recorrido todas las instancias judiciales en Alemania. Este lo hizo el 29 de julio de 2019, señalando que los músicos no pueden tomar muestras del trabajo de otros sin permiso.

 

El fallo del Tribunal Supremo de la UE implica que el productor original de una grabación existente debe aprobar cualquier reproducción de una muestra de sonido que se utilice en una nueva canción. Al mismo tiempo, el tribunal también dictaminaba que las muestras modificadas del original irreconocibles para el oído humano pueden utilizarse sin permiso.

 

¿Crees que se parecen?
[Total: 1 Media: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.