HOMBRES G: Venezia – FRANCO BATTIATO: Centro de gravedad permanente

LA POSIBLE COPIA

 

HOMBRES G: Venezia

“Venezia” fue una de las primeras grabaciones de Hombres G, poco después de que David Summers conociera a Rafael Gutiérrez participando como figurantes en una grabación para el programa Aplauso de TVE en 1982.

 

Rafael entró a forma parte del grupo de David, que tenía con sus amigos Daniel Mezquita y Javier Molina, llamados por aquel entonces La Burguesía Revolucionaria o, también, Los Residuos.

 

Tras debutar como Los Bonitos Redford en la Sala Rock-Ola de Madrid, Los Nikis los ponen en contacto con su discográfica, Discos Lollipop. Allí graban sus cuatro primeros temas, editados en dos singles ya con el nombre de Hombres G -nombre que provenía de la recordada película de cine negro americano de los años 30 G Men, conocida en España como Contra el impero del crimen-.

 

En el primer single, publicado el 11 de marzo de 1985, estaban “Milagro en el Congo” y “Venezia”, y en el segundo “Marta tiene un marcapasos” y “La cagaste Burt Lancaster”, poco antes de dejar su compañía para pasar a Producciones Twins y convertirse en un grupo de éxito.

 

Esta es su letra:

“Yo sono il capone della mafia
Yo sono il figlyo della mia mamma
Tu sei uno stronzo di merda ¡ja! ¡ja! ¡ja!
E un figlyo di troia in Venezia
Venezia
Venezia
Venezia ¡cha! ¡cha! ¡cha!

Lo tengo preparado, tengo las maletas
Vamos juntos hasta Italia, quiero comprarme un jersey a rayas
Pasaremos de la mafia, nos bañaremos en la playa

Yo sono il capone della mafia
Yo sono il figlyo della mia mamma
Tu sei uno stronzo di merda
E un figlyo di troia in Venezia
Venezia
(Y mozzarella)
Venezia
(Quiero tirarme)
Venezia
(A Donnatella)

Lo tengo preparado, tengo las maletas
Vamos juntos hasta Italia, quiero comprarme un jersey a rayas
Pasaremos de la mafia, nos bañaremos en la playa
Vamos juntos hasta Italia, quiero comprarme un jersey a rayas
Pasaremos de la mafia, nos bañaremos en la playa

Stavamo per farci la numero mile
Cuando arrivó la guardia civile
Yo sono il capo de la mafia
Se non la smetti ti spacco la faccia
(Quiero spaghetti)
La faccia
(Y mozzarella)
La faccia
(Quiero tirarme)
La faccia
(A Donnatella) ¡cha! ¡cha!

Lo tengo preparado, tengo las maletas
Vamos juntos hasta Italia, quiero comprarme un jersey a rayas
Pasaremos de la mafia, nos bañaremos en la playa
Vamos juntos hasta Italia, quiero comprarme un jersey a rayas
Pasaremos de la mafia, nos bañaremos en la playa
Vamos juntos hasta Italia, quiero comprarme un jersey a rayas
Pasaremos de la mafia, nos bañaremos en la playa”.

 

EL ORIGINAL

 

FRANCO BATTIATO: Centro de gravedad permanente

 

Como se puede comprobar, “Venezia” de Hombres G recuerda a una de las canciones más celebradas del cantante y compositor italiano Franco Batiatto, concretamente “Centro de gravedad permanente” (o, en su título original en su idioma, “Centro di gravitá permanente”).

 

La canción de Battiato apareció incluida en su disco La voce del padrone, editado en 1981 por la compañía discográfica EMI y con la producción de Angelo Carrara. Su éxito lo convirtió en el primer disco en italiano en vender más de un millón de copias.

 

Del disco se editó una versión en español con sus canciones traducidas, titulado La voz de su amo. Del mismo se editarían en 1981 dos singles, “Centro de gravedad permanente” y “Cuccurucucu”. Cuatro años después se editaría también en single “Bandera blanca”.

 

Su letra hace referencia a la sensación de pérdida que siente su autor. La letra de la canción aparentemente se basa en imágenes aleatorias. El «centro de gravedad» mencionado aquí es el lugar de la intimidad, ese centro donde el cantautor espera encontrar estabilidad.

 

Solo ahí, de hecho, se detiene el tiempo y se puede observar la realidad circundante con los ojos de un extranjero. Para alcanzar este estado absoluto, casi una especie de nirvana, el ego tendrá que recorrer un largo viaje lleno de misterios.

 

En el camino se encontrará con personajes sabios (en el original en italiano): los jesuitas euclidianos vestidos de monjes en la corte de la dinastía Ming, los capitanes contrabandistas macedonios y el viejo bretón con sombrero y papel de arroz y paraguas de caña de bambú.

 

Esta era la letra de la versión en castellano:

“Una vieja de Madrid con un sombrero,
un paraguas de papel de arroz y caña de bambú.
Capitanes valerosos, listos contrabandistas noctámbulos.
Jesuitas en acción, vestidos como unos bonzos
en antiguas cortes con emperadores de la dinastía Ming.

Busco un centro de gravedad permanente
que no varíe lo que ahora pienso de las cosas, de la gente,
yo necesito un centro de gravedad permanente
que no me haga cambiar nunca de idea,
sobre las cosas, sobre la gente.

En las calles era mayo y caminábamos juntos
cortando entre bromas manojos de ortigas.
No soporto ciertas modas,
la falsa música rock, la new wave española,
el free jazz, punkie inglés, ni la monserga africana.

Busco un centro de gravedad permanente…”

 

¿Crees que se parecen?
[Total: 1 Media: 5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.