RAQUEL WELCH: I’m Ready to Groove – THE ROBINS: Riot on Cell Block #9

RAQUEL WELCH: I’m Ready to Groove – THE ROBINS: Riot on Cell Block #9

LA POSIBLE COPIA

 

RAQUEL WELCH: I’m Ready to Groove

 

“I’m Ready to Groove” era una de las canciones incluidas en la banda sonora de la película A Swingin’ Summer, largometraje de 1965 dirigido por Robert Sparr y protagonizado por James Stacy, Lori Williams y Raquel Welch, que es quien canta la canción. La banda sonora aparece como compuesta por Harry Betts.

 

En una publicación del diario El País del 8 de agosto de 2012, el periodista Diego A. Manrique recogía lo siguiente: “Retrocedo hacia el primer largometraje en el que Raquel apareció destacada, A swingin’ summer (1965). En mi altar particular de películas teen, reservo un lugar privilegiado para el momento musical que escenifica Raquel, cantando un tema llamado “I’m ready to Groove”. Es decir, “Estoy lista para gozar”.

 

A swingin’ summer pertenece a ese subgénero descerebrado que son las películas de beach party. Con la particularidad de que, en vez de transcurrir frente al mar, se desarrolla en las orillas de un lago de las montañas de San Bernardino. Tranquilidad, tranquilidad: hay deportes acuáticos, aparecen todos los bikinis que puedan desear (y suficientes canciones para aceitar las contorsiones indispensables). Más la deslumbrante Raquel Welch.

 

No voy a insultar la inteligencia del lector haciendo una sinopsis del guion, una variación sobre el rancio los-chicos-quieren-montar-un-concierto. Raquel es Jeri, rata de biblioteca siempre escondida detrás de gafas de pasta, embebida en un libro. En el universo de las películas playeras, esos complementos equivalen prácticamente a etiquetarla como una aberración. Efectivamente, su perversión consiste en seleccionar “científicamente” a un macho para desarrollar una relación veraniega satisfactoria y estimulante en lo espiritual …y en lo físico.

 

Así que, en un momento multitudinario, Jeri saca la seductora que lleva dentro. Se lanza al escenario, donde actúan Gary Lewis & the Playboys, y convence a los músicos -¡incluido un acordeonista!- para que la acompañen (sí, más de uno se ha preguntado si los creadores de Mad men se inspiraron allí para el famoso “Zou bisou bisou”, de la quinta temporada). Lo que canta Raquel resulta ser una variación sobre el “Riot on cell block # 9”, donde anuncia al mundo que renuncia a los placeres de Shakespeare por estímulos más terrenales: “I’m ready for his kissin’/ I’m ready to groove”. Una apostasía excitante.

 

¡Un terremoto! Quiero pensar que semejante exhibición de baile go-go cambió la carrera de la antigua Raquel Tejada. La chica llevaba una mala racha: divorciada, con dos criaturas a su cargo, no despegaba en el circo de Hollywood. Increíblemente, para tratarse de alguien que luego sería apodada El Cuerpo, ni siquiera encontraba trabajo como modelo.

 

Las cosas mejoraron en los años siguientes pero, en 1965, Raquel se agarraba a un clavo ardiendo: hizo incluso promoción del “I’m ready to Groove”, apareciendo en programas musicales. Aunque la música resultó que no era lo suyo. Y, como se suele decir, «en peores garitas haremos guardia». Me refiero a los bolos de Raquel como bailarina. En 1967, todavía en la categoría de starlette, se apuntó a una gira del humorista Bob Hope por las bases estadounidenses en Vietnam. Aquellos shows no eran tan sórdidos como los describió Coppola en Apocalypse now, asegura, pero las animadoras se movían aterradas por los posibles ataques de los guerrilleros vietcong”.

 

EL ORIGINAL

 

THE ROBINS: Riot on Cell Block #9

 

Tal y como se puede comprobar, y también según afirma Diego A. Manrique, «I’m Ready to Groove», cantada por Raquel Welch, recuerda a “Riot in Cell Block #9″, una canción compuesta por Jerry Leiber y Mike Stoller en 1954.

 

La canción fue grabada por primera vez por The Robins el mismo año y editada por el sello discográfico Spark. Era la primera composición de Leiber y Stoller para la nueva compañía que acababan de fundar, Spark, y la primera editada por el primer grupo que habían fichado, The Robins. Richard Berry era el cantante principal no acreditado de The Robins (que más tarde se convertirían en The Coasters), y quien luego compondría el clásico «Louie Louie».

 

Su letra habla de un motín en un centro penitenciario en dos días de julio de 1953. En 1954 se rodó una película con un argumento similar, dirigida por Don Siegel y protagonizada por Neville Brand, Ernile Meyer, Frank Faylen y Leo Gordon.

 

En la canción, un hombre está cumpliendo su pena de prisión por robo a mano armada y se despierta con una rebelión de los reclusos. El director de la cárcel, armado con una ametralladora, amenaza con ejecutar a todos los prisioneros si el motín no se detiene pronto. Ellos toman represalias cargando dinamita. Más tarde se presentan las fuerzas de seguridad estatales para acabar con el motín.

 

La canción ha contado con versiones de, entre otros, Wanda Jackson, The Grateful Dead, Johnny Winter, Dr. Feelgood, The Blues Brothers, Commander Cody and his Lost Planet Airmen, Johnny Cash, The Beach Boys (con el título de «Student Demonstration Time») o Ilegales.

 

Esta sería la traducción de letra:

“El 2 de julio de 1953
Estaba sirviendo condena en Tehachapi
Cuatro en punto de la mañana
Estaba durmiendo en mi celda

Escuché un silbido
Y escuché a alguien gritar
Hay disturbios en marcha
Hay un motín en marcha
Hay un motín en marcha arriba en el bloque de celdas número nueve

El problema comenzó en el bloque de celdas número 4
Se extendió como fuego por los pasillos de la prisión
El alcaide entró con una gran ametralladora
Bang-bang-bang, tratando de detener nuestra diversión

El guardián dijo: “Salgan fuera
Con los brazos levantados
Si no paran este disturbio
Todos van a ir a silla
Dijo Mathilda con dos pistolas

Es muy tarde para dejarlo
Pasa la dinamita Molly
Porque esta mecha está encendida

Llamaron a la milicia estatal
Para ayudarlos a ganar la pelea
Condujeron hasta la prisión
En medio de la noche

Todos y cada uno de los soldados
Se veían tan altos y bien formados
Todos los tipos se volvieron locos
Arriba en el bloque de celdas número nueve”.

 

Deja una respuesta