Índice alfabético

THE VERVE: Bittersweet Symphony – THE ANDREW OLDHAM ORCHESTRA: The Last Time – THE ROLLING STONES: The Last Time

LA POSIBLE COPIA

 

THE VERVE: Bittersweet Symphony

 

 

“Bitter Sweet Symphony” (“Sinfonía agridulce”) es una canción del grupo inglés The Verve, lanzada por la discográfica Hut el 16 de junio de 1997. Fue editado como adelanto del álbum Urban Hymns, el tercer disco de la banda que aparecía en septiembre de aquel mismo año.

 

 

El vídeo de la canción, rodado en la Avenida Hoxton, en el extremo norte de la ciudad de Londres, muestra a Richard Ashcroft caminando sin detenerse frente a nadie y chocando con toda persona que atraviesa su camino, consciente de lo que sucede a su alrededor pero sin desviarse. Solamente se detiene a contemplar un automóvil que, según Ashcroft, simboliza la vida que muchas personas eligen seguir. El vídeo se inspira en el de “Unfinished Sympathy” de Massive Attack. La banda cómica Fat Les lo parodiaría en el video de su canción “Vindaloo”.

 

 

La idea del texto de la canción es impulsar el cambio de uno mismo ante los demás, en no seguir las reglas y las normas de la sociedad. Esta sería su letra traducida:

 

 

“Porque esta vida es una sinfonía agridulce
Intenta hacer que los extremos se encuentren
Eres un esclavo del dinero y entonces mueres
Yo tomaré el único camino en el que siempre he estado
Tú conoces al que te lleva a los lugares
Donde todas las venas se encuentran, sí

No cambio, puedo cambiar
Puedo cambiar, puedo cambiar
Pero estoy aquí en mi molde
Estoy aquí en mi molde
Pero soy un millón de diferentes personas
Desde un día al próximo
No puedo cambiar mi molde
No, no, no, no

Bien, yo nunca rezo
Pero esta noche estoy de rodillas, sí
Necesito escuchar algunos sonidos
para agradecer el dolor en mí, sí
Dejé brillar a la melodía, le permití
limpiar mi mente.

Me siento libre ahora
Pero los caminos aéreos están limpios
y no hay nadie cantándome ahora

No cambio, puedo cambiar
Puedo cambiar, puedo cambiar
Pero estoy aquí en mi molde
Estoy aquí en mi molde
Pero soy un millón de diferentes personas
Desde un día al próximo
No puedo cambiar mi molde
No, no, no, no
No puedo cambiar
No puedo cambiar

Porque esta vida es una sinfonía agridulce
Intenta hacer que los extremos se encuentren
Intentas encontrar algo de dinero y entonces mueres
Yo tomaré el único camino en el que siempre he estado
Tu conoces al que te lleva a los lugares
Donde todas las venas se encuentran, sí

Sabes que puedo cambiar, puedo cambiar
Puedo cambiar, puedo cambiar
Pero estoy aquí en mi molde
Estoy aquí en mi molde
Pero soy un millón de diferentes personas
Desde un día al próximo
No puedo cambiar mi molde
No, no, no, no

No puedo cambiar mi molde
No, no, no, no
No puedo cambiar
No puedo cambiar mi cuerpo
No, no, no

Yo tomaré el único camino en el que siempre he estado
Yo tomaré el único camino en el que siempre he estado
He estado
Siempre he estado
Siempre he estado
Siempre he estado
Siempre he estado
¿Has estado triste?
¿Alguna vez has estado triste?”

 

 

EL ORIGINAL

 

THE ANDREW OLDHAM ORCHESTRA: The Last Time – THE ROLLING STONES: The Last Time

 

 

Tal y como señala Jordiasturies en el apartado de esta web dedicado a proponer parecidos entre canciones, el caso de “Bittersweet Symphony” es bien conocido en lo que respecta a los derechos de autor. Lo que sucedió es que Richard Ashcroft, líder de The Verve, había comprado un vinilo usado del álbum The Rolling Stones Songbook, disco producido por Andrew Loog Oldham con versiones orquestadas de las canciones de The Rolling Stones, en el que no participaba ninguno de los componentes del grupo.

 

 

Fascinado por el arreglo de cuerdas de “The Last Time”, The Verve negoció una licencia para usar una muestra de 5 notas de la versión orquestal de Andrew Loog Oldham Orchestra de esa canción de The Rolling Stones, “The Last Time”, y recibió autorización del sello Decca.

 

 

Después de que “Bittersweet Symphony” se convirtiese en un éxito, el grupo fue demandado por el manager de los Rolling Stones, Allen Klein, quien posee los derechos de las canciones anteriores a 1970 de la banda. La reclamación se basaba, supuestamente, en que The Verve había roto el acuerdo al usar una muestra más larga que la que cubría la licencia, algo que el grupo discutió y nunca aceptó.

 

 

 

 

Según Richard Ashcroft, The Verve puso cerca de 50 pistas de instrumentación que incluían todo tipo de arreglos, y una letra que no tiene nada que ver con la de The Rolling Stones para crear una canción completamente nueva. Ante la demanda, el grupo inició las negociaciones. Simon Jones, miembro de The Verve, explicó más detalladamente lo que sucedió: “Se nos dijo que los derechos de autor iban a ser divididos al 50% y, entonces, al ver lo bien que le iba al disco llamaron y dijeron: ‘Queremos el 100 % o mandamos retirar el disco de las tiendas, no hay otra opción”.

 

 

Finalmente se resolvió el problema fuera de los juzgados, acordando que los derechos de la canción pasaban a ser al 100% de la compañía ABKCO de Allen Klein y los créditos del tema pondrían como autores a Mick Jagger y Keith Richards, ya que al grupo les parecía más barato que luchar legalmente con la posibilidad de perder el juicio.

 

 

Pero la cosa no quedó solo allí: “Bittersweet Symphony” fue nominada a un Grammy en 1999 y, debido a la sentencia desfavorable, transfiriendo los derechos de la canción de The Verve a Allen Klein y los créditos a los principales compositores de The Rolling Stones, la nominación fue para Mick Jagger y Keith Richards.

 

 

Aún hubo más: el grupo fue demandó también por el primer manager de The Rolling Stones, Andrew Loog Oldham. Allen Klein había demandado a The Verve en base a sus derechos sobre la canción, pero Oldham poseía los derechos de las notas de la muestra tomada. Así que, finalmente, la banda de Richard Ashcroft lo perdió todo. No sólo The Verve no podía ganar dinero con su mayor éxito, sino que también se les quitó el control de la canción. Así, después de que el grupo rechazase una suculenta oferta de Nike para usar “Bittersweet Symphony” en un anuncio, la compañía usó su canción después de comprar la licencia a Allen Klein.

 

 

“La última cosa en el mundo que quería es que se usase una canción mía en un anuncio”, dijo Richard Ashcroft, “todavía estoy enfermo por ello”. Ashcroft también ironizó al respecto manifestando que, a pesar de haber sido desposeído de todos los derechos sobre el tema que había compuesto, le parecía que era la mejor canción que Jagger y Richards habían escrito en los últimos 20 años.

 

 

Esta sería la letra traducida de “The Last Time”:

 

 

“Bueno, te lo dije una y dos veces
pero nunca escuchas mis consejos
no es muy difícil complacerme
con lo que sabes tendría que ser fácil.

Bueno, ésta podría ser la última vez
ésta podría ser la última vez
quizás la última vez
no lo sé, oh no, oh no.

Bueno, lo siento chica pero no me quedaré
sintiéndome así como hoy
es demasiado dolor y demasiada pena,
seguro que sentiré lo mismo mañana.

Bueno, ésta podría ser la última vez
ésta podría ser la última vez
quizás la última vez
no lo sé, oh no, oh no.

Bueno, te lo dije una y dos veces,
que alguien tiene que pagar el precio
pero aquí tienes la oportunidad de cambiar tus ideas
porque yo estaré lejos, por mucho tiempo

Bueno, ésta podría ser la última vez
ésta podría ser la última vez
quizás la última vez
no lo sé, oh no, oh no”.

 

 

LA COMPARACIÓN DE AMBAS CANCIONES

 

 

 

THE VERVE: Bittersweet Symphony – THE ANDREW OLDHAM ORCHESTRA: The Last Time – THE ROLLING STONES: The Last Time
Vota el parecido

1 comment to THE VERVE: Bittersweet Symphony – THE ANDREW OLDHAM ORCHESTRA: The Last Time – THE ROLLING STONES: The Last Time

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>