SANTIAGO LA BARCA: Cierran los colegios – THE BAND: The Weight

LA POSIBLE COPIA

 

SANTIAGO LA BARCA: Cierran los colegios

 

“Cierran los colegios” es el single y una de las canciones incluidas en el álbum de debut homónimo del músico español Santiago La Barca, editado el 12 de noviembre de 2021 por la compañía discográfica El Volcán y con la producción de Rafael Martínez del Pozo (Lorena Álvarez, Kiev Cuando Nieva).

 

La nota de prensa lo presenta así: “Hay una línea invisible que hila el pop español. Sale de Sisa, Pau Riba y Vainica Doble, hace paradas en La Mode, El Niño Gusano y La Costa Brava, y llega hasta el día de hoy. En esa línea reposa la música de Santiago la Barca. Son los ecos de esa línea invisible los que afloran en este debut homónimo, un disco extraño y atemporal, lleno de pop engañosamente sencillo, de canciones que parecen haber estado ahí siempre.

 

Santi creció como músico en aquella extraña etiqueta que se dio a llamar bedroom pop, como parte de los inclasificables y divertidísimos Autoescuela. Fueron años de grabaciones hechas sin medios, de publicar decenas de canciones al año y de aliviar la precariedad (económica, vital) a base de componer canciones salvajes e inmediatas.

 

Desde entonces ha inventado proyectos de todas lides, coqueteado con la rumba y el punk, con el folk y con el pop electrónico, para llegar en Santiago la Barca a su proyecto más personal, el más vivo, el más íntimo. Para ello se ha rodeado de viejos conocidos, Edu G. Alfonso y Edgar, compañeros en Autoescuela, dan lustre a la sección rítmica. Ivana (Vialdela, ZAINE) aporta una visión vanguardista en los teclados, y Fernando (from, Croma Nueve) ejerce de multiinstrumentista, una suerte de Jack Nietzsche a la asturiana.

 

Juntos han conseguido sonar a banda engrasada, viva. Ayuda a ello la producción naturalista de Rafael Martínez Del Pozo (Lorena Álvarez, Triángulo de Amor Bizarro), en la que se cuela el viento, el crepitar de la estufa del estudio, pasos: todo es real, el sonido de una banda en su estado más puro.

 

Lo que hay en las doce canciones del álbum es un viaje, que se inicia en forma de road song alucinada y demente por las miserias de la España contemporánea (“Cantar de gesta”) y termina en una exaltación de la amistad melancólica y tierna (“Tú y yo y Tony Hawk”). Entre medias hay nostalgia de emigrante (“Il fratello”, “Cierran los colegios”), amor neurótico (“Celia 2”, “Campdon”), ternura (“Taichi”, en la que colabora Marina, vocalista de La Media Distancia) y desazón por las miserias del paso a la madurez (“Belarmino”, “Mayo” o “Señor corsario”).

 

La lírica, tan surrealista como específica en sus referentes, nos propone un viaje permanente que cabalga entre la cultura popular y la historia del rock, entre el costumbrismo y el delirio místico. Santiago la Barca es un disco para viajes en coche entre autovías, estaciones de servicio y peajes, un disco de otros tiempos para este tiempo, una rareza que podría haber sido publicada hace cuarenta años, hace veinte años y dentro de treinta años”.

 

Esta es su letra:

“No es como la noche
en que te conocí
ya no tienes juicio
ni una multa para mí
y aunque intentamos
negarlo así
el tiempo pasa
y también pasa para ti

Si se toma en serio
es porque aquí
todo es un chiste
y no te veo reír
cierran los colegios
creo que va a nevar
anticongelante
en el lóbulo frontal

Y la nieve
uh la nieve
te vuelve a atrapar
y la nieve
uh la nieve
te vuelve a atrapar

Pasarán los años
no podré salir
deberé dinero
dos mil rupias y un rubí
mi fiebre del oro
con un berbiquí
en un plumas roxy
vuelo a Cádiz con Edreams

Y la nieve
uh la nieve
te vuelve a atrapar
y la nieve
uh la nieve
te vuelve a atrapar”.

 

EL ORIGINAL

 

THE BAND: The Weight

 

Tal y como se puede comprobar, “Cierran los colegios” de Santiago La Barca recuerda a “The Weight” de The Band. Esta canción apareció como single en 1968 y, poco después, formando parte de Music from the Big Pink, el disco de debut del grupo.

 

Su letra habla de un viajero que es enviado a Nazaret (el grupo escocés Nazareth tomó su nombre de una estrofa de la canción), una ciudad del estado de Pensilvania, en la que conoce a distintas personas (Carmen, Crazy Chester, Luke…). Según el batería del grupo, Levon Helm, en su autobiografía This Wheel’s on Fire, están basados en personas que los miembros de la banda conocían.

 

De acuerdo con el compositor del tema, Robbie Robertson, el director de cine español Luis Buñuel tuvo una influencia decisiva en la canción, en concreto sus películas Viridiana y Nazarín, en las que aparecían personajes buenos que acababan haciendo cosas equivocadas, justo como el protagonista de “The Weight”. Aunque el tema aparece firmado por Robertson, el resto del quinteto siempre mantuvo que había participado en su composición, lo que motivó enfrentamientos entre ellos.

 

El tema ha contado con numerosas versiones, entre ellas las de Aretha Franklin, Weezer, Diana Ross & The Supremes, Little Feat, Jackie DeShannon, The Staple Singers, The Black Crowes, Joe Cocker, Charly García, Michelle Shocked, Grateful Dead, Cassandra Wilson, Travis, Joan Osborne, Dionne Warwick, Jeff Healy, The Allman Brothers Band…

 

Esta sería la traducción de su letra:

“Me arrastré a Nazaret, me sentía medio muerto.
Necesitaba un lugar donde apoyar mi cabeza.
“Oiga, señor, ¿me podría decir
donde puede un hombre encontrar una cama?”
Él tan sólo sonrió, y me dio la mano.
“¡No!”, fue todo lo que dijo.

Libérate de tu carga, Fanny.
Libérate.
Libérate de tu carga, Fanny,
y ponla sobre mí.

Cogí mi bolsa, y fui a buscar
un lugar donde esconderme,
cuando vi a Carmen y al diablo caminando a su lado.
Dije: “Oye, Carmen, ven. Vayamos al centro.”
Ella dijo: “Iría, pero mi amigo vendrá con nosotros”.

Baja, señorita Moisés, no hay nada que puedas decir.
Tan sólo es el viejo Luke,
y está esperando el día del juicio final.
“Bueno, Lucas, amigo mío,
¿qué pasa con la joven Anna-Lee?”
Me dijo: “hazme un favor hijo,
¿te quedarás aquí y cuidarás de Anna-Lee?”

El loco Chester me siguió,
y me alcanzó en la niebla.
Dijo: “yo llevaré tu portaequipajes,
si te ocupas de mi perro”.
Dije: “Espera un momento Chester,
sabes que soy un tipo pacífico”.
Dijo: “Está bien chico,
¿no le darás de comer cuando puedas?”.

Tomo el camino que me llevará hacia la línea.
Mi bolsa pesa mucho, y realmente creo que es la hora,
de volver con Fanny.
Sabes que es la única que me envió aquí
para daros recuerdos de ella a todos”.

 

¿Crees que se parecen?
[Total: 2 Media: 3]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.