SONNY & THE SUNSETS: Too Young to Burn – WAYNE COCHRAN: Last Kiss

SONNY & THE SUNSETS: Too Young to Burn – WAYNE COCHRAN: Last Kiss

LA POSIBLE COPIA

 

SONNY & THE SUNSETS: Too Young to Burn

 

“Too Young to Burn” era la canción que abría el álbum de debut del cuarteto de San Francisco Sonny and the Sunsets, disco titulado Tomorrow Is Alright, publicado por las compañías discográficas Fat Possum y Soft Abuse en 2010).

 

Sonny Smith es uno de los artistas más interesantes de los últimos tiempos. Escritor de teatro y novela, no fue hasta pasada la treintena que decidió coger una guitarra y ponerse a cantar canciones, siempre bien rodeado por artistas del calibre de Jolie Holland, Neko Case, Mark Eitzel (American Music Club), Edith Frost o Andy Cabic (Vetiver).

 

Pero no fue hasta la formación de Sonny and the Sunsets en 2007 que su música acabó de explotar. Single a single, como en los viejos tiempos, fue abonando poco a poco el terreno hasta el que sería su primer bombazo, ese disco de debut.

 

En él descubría un cancionero único que bebía del doo-woop, del garage más inocente, de los Everly Brothers, Jonathan Richman, los grupos de chicas de los años 60 y las canciones más festivas de la antología de Harry Smith.

 

Influencias antiguas que él hace sonar frescas a base de estribillos gloriosos, palmas, juegos vocales de baja fidelidad y la compañía de alguno de los músicos brillantes de su generación (en sus Sunsets militan miembros de Fresh & Onlys, Thee Oh Sees, Kelley Stoltz, The Sandwitches).

 

Esta sería la traducción de su letra:

“Cuando era sólo un niño me decían
Chico no llores
Ahora que he crecido digo:
Está bien
Cada lágrima que cae es una lección aprendida

Eres demasiado viejo para regresar
Eres demasiado joven para arder
Demasiado joven
Demasiado joven para arder
Demasiado joven para arder
Demasiado joven para arder
Demasiado joven para arder
Ahora me siento en mi ventana

Veo el sol caer
Y veo a toda la gente
Caminando alrededor
Cada lágrima cayendo
Es una lección aprendida

Eres demasiado viejo para regresar
Eres demasiado joven para arder
Demasiado joven
Demasiado joven para arder
Demasiado joven para arder
Demasiado joven para arder
Demasiado joven para arder
Demasiado joven para arder
Demasiado joven para arder
Demasiado joven para arder
Demasiado joven para arder”.

 

EL ORIGINAL

 

WAYNE COCHRAN: Last Kiss

 

Como bien recogía el periodista Nando Cruz en el comentario del disco en la edición de la revista Rockdelux de diciembre de 2010, “podrías cantar su letra [de “Too Young to Burn” de Sonny and the Sunsets] sobre el “Last Kiss” que compuso Wayne Cochran y mantendría intacta su condición de oda a los primeros reveses amorosos de la juventud”.

 

“Last Kiss” es una canción compuesta por el cantante estadounidense de rhythm & blues Wayne Cochran, Joe Carpenter, Randall Hoyal y Bobby McGlon, editada como single de Wayne Cochran & the C.C. Riders en el año 1961 por el sello Gala (reeditada en 1963 por King Records).

 

El tema pasó prácticamente desapercibido hasta que en junio de 1964 la banda estadounidense J. Frank Wilson and the Cavaliers realizó una versión que convirtieron en un gran éxito. También hicieron versiones Wednesday, Pearl Jam, Dwight Twilley.

 

La letra fue posteriormente traducida al castellano por Omero González y ha sido interpretada por cantantes hispanohablantes como el mexicano Polo o el grupo peruano Los Doltons.

 

La canción está inspirada en varios accidentes que se produjeron cerca del lugar en el que Cochran vivía. Después de otro accidente en el que varios jóvenes murieron y dos fueron heridos gravemente cuando su coche golpeó un camión en diciembre de 1962, Cochran la regrabó haciendo algún cambio a la letra.

 

En ella, el joven sobreviviente describe a lo largo de la canción los últimos instantes de su pareja, a la que despide antes de fallecer con un último beso, y reconoce que debe portarse bien para que Dios lo lleve al cielo a reencontrarse con ella.

 

Esta sería la traducción de su letra:

“Oh dónde, oh dónde puede estar mi chica
El Señor se la llevó de mi lado
Se ha ido al cielo, así que tengo que ser bueno
para poder ver a mi chica cuando deje este mundo

Estábamos en una cita en el coche de mi padre
no habíamos conducido demasiado lejos
allá, en la carretera, más adelante
un coche se había calado, su motor no arrancaba
no pude parar así que viré bruscamente hacia la derecha

Nunca olvidaré el ruido aquella noche
los neumáticos chirriando, el cristal rompiéndose
el doloroso grito que fue lo último que oí

Oh dónde, oh dónde puede estar mi chica
El Señor se la llevó de mi lado
Se ha ido al cielo, así que tengo que ser bueno
para poder ver a mi chica cuando deje este mundo

Y cuando me desperté llovía a cántaros
había gente de pie a mi alrededor
algo cálido me corría por los ojos
pero de alguna manera encontré a mi chica aquella noche

Le levanté la cabeza, ella me miró y me dijo
Abrázame, cariño, durante un rato
La sostuve junto a mí, le dí nuestro último beso
Encontré el amor que creía haber perdido
Y ahora ella se ha ido, aunque la abracé fuerte
perdí mi amor, mi vida aquella noche

Y dónde, oh, dónde puede estar mi chica
El Señor se la llevó de mi lado
Se ha ido al cielo, así que tengo que ser bueno
para poder ver a mi chica cuando deje este mundo”.

 

¿Crees que se parecen?
[Total: 1 Media: 5]
(Visited 804 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *