DEEP PURPLE: Mandrake Root – JIMI HENDRIX: Foxy Lady

DEEP PURPLE: Mandrake Root – JIMI HENDRIX: Foxy Lady

LA POSIBLE COPIA

DEEP PURPLE: Mandrake Root

“Mandrake Root” es una canción de la banda británica de hard rock Deep Purple, que aparecía incluida en su álbum debut Shades of Deep Purple, que apareció publicado en julio de 1968 a través de la compañía discográfica Parlophone.

Grabada el domingo 12 de mayo de 1968, había sido compuesta por Ritchie Blackmore, Rod Evans y Jon Lord, y contaba con la producción de Derek Lawrence. La canción presenta muchos efectos de sonido, que fueron sacados de la biblioteca de efectos de la BBC.

La versión de estudio de «Mandrake Root» dura poco más de seis minutos cuando en directo podía superar tranquilamente los veinte minutos.»Mandrake Root» se grabó al mismo tiempo que el primer instrumental de la banda, «And the Address», y originalmente también estaba destinada a ser instrumental.

La letra no se agregó hasta después de que se llevaran a cabo los ensayos antes de la grabación del resto del álbum de Shades of Deep Purple en mayo de 1968, ya que el grupo decidió que no querían más de una pista instrumental en el álbum.

Su título hace referencia a la planta de mandrágora, pero también es el nombre de una banda anterior a Purple que Blackmore estaba tratando de formar en Alemania cuando recibió la llamada de los mánagers de Deep Purple para unirse a la formación.

Aunque su composición oficialmente se atribuye a Rod Evans, Jon Lord y Ritchie Blackmore, según la biografía no autorizada de Jerry Bloom sobre Ritchie Blackmore, la progresión de acordes y la melodía fueron escritas por el guitarrista Bill Parkinson y llamada «Lost Soul».

La canción fue concebida como un solo de batería para Carlo Little (baterista original de los Rolling Stones), quien, al igual que Blackmore, había tocado con The Savages, la banda de acompañamiento de Screaming Lord Sutch.

Bill Parkinson había sido el guitarrista principal de The Savages de julio a septiembre de 1966, mientras que Blackmore había tocado con Sutch de mayo a octubre de 1962, de febrero a mayo de 1965 y de diciembre de 1966 a abril de 1967, por lo que sus caminos claramente se habían cruzado.

El bajista Nick Simper afirmó en la mencionada biografía que Blackmore aprendió la melodía «nota por nota» de Little. A medida que esta canción, junto con «Hush», impulsaba la carrera de la incipiente banda, Parkinson se enteró. Parkinson fue entonces a ver a Simper amenzándolo con demandarlo. Simper, quien en aquel momento ya había abandonado Deep Purple, accedió con ciertas reticencias a testificar a su favor. Pero, según Simper, “nunca lo volví a ver. Aparentemente le pagaron unas 600 libras».

En diciembre de 2008, Bill Parkinson lo confirmó en una entrevista, aunque según él se había conformado con 500 libras a pesar de que “podría haber conseguido más, pero el dinero escaseaba en aquellos días”. Según Parkinson, las notas de “Lost Soul” son exactamente las mismas que las de “Smoke on the Water”, aunque con una sincronización ligeramente diferente.

Parkinson también aseguró que, cuando finalmente se encontró con Blackmore algún tiempo después, su antiguo compañero lo felicitó por «Lost Soul» y le preguntó: «¿Tienes más canciones como esa?». A Parkinson no le hizo precisamente ninguna gracia.

Esta sería la traducción de su letra:

“Tenemos raíz de mandrágora

Es un trueno en mi cerebro

Se lo doy a mi chica

Ella tiembla de todos modos

La comida del amor enciende su llama

Ah, tómala

Tengo la raíz de mandrágora.

Mi chica sigue igual

Ella todavía siente un temblor

Ella todavía tiene la llama

Ella va más despacio, desacelera

Yo tengo el poder”.

EL ORIGINAL

JIMI HENDRIX: Foxy Lady

Tal y como se puede comprobar al escuchar ambas canciones, “Mandrake Root” de la banda británica de hard rock Deep Purple recuerda al clásico “Foxy Lady” de Jimi Hendrix.

«Foxy Lady» (también titulada en algunas ocasiones «Foxey Lady») es una canción de The Jimi Hendrix Experience. Apareció por primera vez en su álbum de debut de 1967 Are You Experienced, publicado el 12 de mayo de 1967 por la compañía discográfica Track.

Más adelante se publicó como el tercer single del disco en los EE. UU. con la ortografía cambiada. Grabada el 13 de diciembre de 1966 en los estudios de CBS, en Londres, ese mismo día Hendrix hizo su primera aparición televisiva en el programa británico Ready Steady Go. Su grupo The Jimi Hendrix Experience llevaba juntos solo dos meses en ese momento, pero las cosas iban muy rápido entonces. Tres días después, se lanzó su primer single, «Hey Joe».

El tema había sido compuesto por el propio Jimi Hendrix y contaba con la producción de Chas Chandler. Antes de la grabación, el grupo no había escrito un final para la canción y el bajista Noel Redding afirmó que usar el último acorde fue idea suya.

El biógrafo de Hendrix, Harry Shapiro, sugirió que la letra de la canción se inspiró en Heather Taylor, quien más tarde se casó con Roger Daltrey de The Who. Hendrix comentó más tarde que no se acercaba a las mujeres de una manera tan directa como sugería la letra. Lithofayne ‘Faye’ Pridgon, la novia de Hendrix a mediados de la década de los 60, también ha sido sugerida como inspiración para la canción.

Según se ha recogido en más de una ocasión, el título de la canción hace referencia a un gatito que Hendrix le dio a Pridgon y luego a un caniche, ambos llamados «Foxy». En el libreto de Experience Hendrix se cita a Hendrix diciendo que esta era la única canción feliz que había escrito.

Esta sería la traducción de su letra:

“Sexy. Sexy.

Sabes que eres una linda pequeña rompecorazones.

Sexy, sí.

Y sabes que eres una dulce pequeña seductora.

Sexy.

Quiero llevarte a casa, sí.

No te haré ningún daño, no.

Tienes que ser toda mía, toda mía.

Oh, dama sexy.

Sí, sexy.

Sexy.

Ahora, te veo llegar al sitio.

Oh, sexy.

Haces que quiera levantarme y gritar.

Sexy.

Oh, nena, escucha.

Ya me he decidido, sí.

Estoy cansado de perder un tiempo precioso.

Tienes que ser toda mía, toda mía.

Dama sexy.

¡Allá voy!

Voy a llevarte a casa.

No te haré ningún daño, no.

Tienes que ser toda mía, toda mía.

Dama sexy.

¡Allá voy, nena!

¡Voy a por ti!

Dama sexy, sí, sí.

Estás muy bien, sexy.

Oh, sí, sexy.

Sí, entérate, nena, sexy.

Haces que me apetezca,

que me apetezca decir sexy.

Dama sexy.

Dama sexy”.

¿Crees que se parecen?
[Total: 1 Media: 5]
(Visited 21 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *